martes, 5 de mayo de 2015

EMOCIONARIO, EL ABURRIMIENTO (HASTÍO O DESGANA)

La ilustración es fabulosa!

Hugo y Eva me han hablado de "ojos tristes, soledad"
"¿Y de quién depende sentirse triste?"
"¡¡De el cerdito!!"
"¡Efectivamente! y, ¿puede hacer algo para remediarlo?"
"Puessssss, jugar con la palmera, comerse un coco.."
GENIAL!!

El Emocionario explica que el aburrimiento "es una mezcla de fastidio y cansancio que surge cuando no hacemos nada o cuando lo que hacemos no nos satisface. Cuando nos aburrimos, el tiempo parece ir más lento. Es un parásito que devora nuestra capacidad para pasarlo bien"

¡Qué maravilloso este sentimiento: el aburrimiento!


El aburrimiento permite 2 aprendizajes muy importantes
  • El primero: ¡El aburrimiento solo depende de uno mismo! Tenemos el poder de aburrirnos o de divertirnos, solo depende de nosotros, de nadie mas y de ninguna circunstancia externa. Es cuestión de actitud y de reinterpretar la situación que estamos viviendo para conseguir disfrutar de ella y vivirla como una oportunidad en lugar de como una pérdida de tiempo..
  • El segundo: ¡El aburrimiento despierta nuestra creatividad! Si entre las 2 opciones, elegimos disfrutar del momento y divertirnos, habrá que buscar una manera creativa de hacerlo. Coger una caja de cartón y convertirla en un camión, coger una manta y convertirla en un teatro, coger ropa del armario y convertir la habitación en una tienda.... Todo puede convertirse en un juego!! 

¡Nuestros niños deben tener tiempo para aburrirse!
Y, cuando se quejen por aburrirse, debemos ayudarles a convertir ese momento en sabiduría: ¿De quién depende estar aburrido? ¿Qué se te ocurre que puedes hacer para remediarlo, si lo quieres remediar?
El aburrimiento no es una pérdida de tiempo, el aburrimiento nos permite crecer como personas.



Existen 2 artículos muy interesante acerca de este tema



Cuento para profundizar en este tema
  • Los 7 hábitos de los niños felices de Sean Covey.
Este libro cuenta siete historias ilustradas que muestran las 7 claves (7 hábitos) fundamentales para ayudar a nuestros hijos (y a nosotros, los adultos) a alcanzar la felicidad y llevar una vida productiva.



El 1º hábito es: Ser proactivo, ¡de ti depende! Este es el cuento que trata el aburrimiento. Samy está aburrido hasta que la abuela le dice "pues.... si te aburres, creo que es culpa tuya. De ti depende pasarlo bien o no, de nadie mas. Siempre puedes divertirte, si quieres. No necesitas que nadie lo haga por ti. Mira a tu alrededor y piensa. Seguro que encuentras algo entretenido que hacer."
¡Maravilloso consejo!!!!!!!

El 2º hábito es: Empezar con un objetivo en la mente, ¡haz un plan! Es el hábito de la visión de futuro, de lo importante de tener un plan de acción. "¿A dónde vas?". "Al cine". "Me gustaría ir contigo, pero he gastado todo mi dinero.... ""Deberías haber hecho planes antes de gastarlo; yo pude hacer todo lo que tenía en mi lista."

El 3º hábito es: Poner lo primero lo primero, trabajar para después divertirse. ¡Estudiar primero y después jugar!

El 4º hábito es: Pensar en beneficio mutuo, todos podemos ganar. Este cuento resalta lo importante de negociar y de pactar para que todas las partes salgan beneficiadas. Ante un conflicto entre 2 personas, hay 3 formas de resolverlo: gana-pierde (uno consigue lo que quiere pero acosta de que el otro pierda), pierde-pierde (al final ninguno consigue lo que quiere) o un gana-gana (ambos consiguen beneficiarse a través de un pacto). De este último trata el cuento.

El 5º hábito es: Primero comprender, después ser comprendido; escuchar antes de hablar. Aprender a escuchar activamente al otro no sólo con los oídos sino también con los ojos y el corazón.

El 6º hábito es: Hacer sinergia, juntos es mejor. Siempre da mejores resultados cuando se trabaja en equipo y cada uno aporta lo que sabe hacer mejor, en esos casos es cuando las matemáticas fallan y 1+1 = 3!!!!!!!!!!

El 7º y último hábito es: Afilar la sierra, renovación con equilibrio. Es importante dedicarnos un tiempo diario para equilibrar nuestros 3 componentes: el mental, el físico y el emocional. A veces dedicamos gran parte del día ocupándonos solo del componente mental (colegio, trabajo, deberes, exámenes...) y nos olvidamos de los otros 2... Esto nos produce un desequilibrio que se traduce en cansancio físico, malhumor...
¿Qué os parecen estos 7 hábitos para así ser más felices?

  • Fichas de actividades para mayores de 8 años: link







No hay comentarios:

Publicar un comentario