viernes, 27 de marzo de 2020

¡Familias! 
¡Lo estáis haciendo FENOMENAL!

¡Familias! 
¡GRACIAS!



¡Familias! Os estáis quedando en casa. Algunos en casas más grandes, otros en más pequeñas. Algunos con niños pequeños; otros con niños más mayores. Unos con niños tranquilos; otros con niños más movidos… y aun así ¡os estáis quedando en casa!

¡Familias! Os estáis quedando en casa incluso cuando vuestros niños empiezan con síntomas. Empiezan con fiebre, con tos, con vómitos….Y el miedo se intensifica… Y, aun así, os estáis quedando en casa… y llamáis por teléfono al centro de salud y tenéis paciencia…  
La línea comunica… Muchas llamadas entran a la vez… 
Y tenéis paciencia… 
Y por fin contactáis con nosotros y nos contáis…. Sentimos vuestro miedo al otro lado del teléfono.. Vuestra preocupación…. Nos contáis las características de la tos, nos ponéis al niño al teléfono para oír la tos, nos contáis con detalle los síntomas que observáis… 
Y nos escucháis atentamente… Y confiáis en lo que os decimos.. Y actuáis.. Y cuidáis... 

¡Familias! De un día para el otro os habéis convertido en coterapeutas y en grandes ayudantes... Con miedo... Mucho miedo.. Y aun así, os estáis quedando en casa y estáis siguiendo todas nuestras recomendaciones..
Hasta el día siguiente en que os volvemos a llamar...

¡Familias! ¿A cuántos os hemos despertado a las 8h30 de la mañana en estos días para preguntar por vuestros hijos? Y con voz ronca, todavía medio dormidos, nos contáis la noche, nos contáis la evolución.. Y vamos decidiendo, decidiendo juntos, tomando decisiones juntos... Y a pesar de no ser lo ideal y a pesar del miedo, colgamos dándonos las gracias.... Unas gracias mutuas.. Unas gracias por un esfuerzo compartido... Unas GRACIAS por sentirnos EQUIPO...

¡Familias! En muchas familias se están produciendo situaciones dramáticas, fallecimientos, duelos a los que no se les está dando ni tiempo ni espacio, duelos puestos en paréntesis... duelos puestos en cuarentena... 
Un dolor de una intensidad casi inhumana... 
Y aun así, nos permitís "entrar" en ese dolor y nos permitís acompañaros aunque sólo sea a través de una corta llamada telefónica... 

¡¡GRACIAS!! 
¡¡Gracias familias!!
¡¡Lo estáis haciendo fenomenal!!

domingo, 23 de febrero de 2020

Niño 8 años, ante el enfado, grita, pega, insulta.... 
y me dice: "¡¡No consigo despertar a NEO!!"

Con el permiso de una mami de la consulta (¡¡GRACIAS!!) comparto la historia de su hijo de 8 años. No es ni más ni menos que la representación de cualquiera de nuestros niños (y de muchos de nosotros); por eso le pedí que me permitiera compartir su historia...

Se trata de un niño de 8 años que cuando se enfada, "pierde el control": grita, insulta, pega...
Ésto le crea muuuuuchos problemas.... en casa... en el cole...

Cuando conoce la historia de NEO, EMO y RE, se queda perplejo al sentirse tan identificado con lo que le ocurre a Carol...(del libro "Carol conoce su cerebro").
Madre e hijo comparten y conversan acerca del nuevo descubrimiento...

A partir de ese momento, cuando está en casa y se enfada o una emoción intensa le invade, en ocasiones se va a su habitación pero en otras ocasiones, "pierde el control" y grita, pega e insulta a su madre.

Un día viene a consulta y me dice:
"Yo sé que en esos momentos estoy en EMO.... 
Pero no consigo despertar a NEO... 
¡Lo intento y no lo consigo!"


¿Qué está sucediendo en su cerebro?
Realmente SÍ está consiguiendo despertar a NEO (Lóbulos prefrontales). 
En esos momentos en que se da cuenta de que está siendo invadido por EMO (cerebro emocional), y en lugar de pegar, gritar e insultar, se va a su habitación ¡¡ya está actuando con NEO!!


¿Por qué piensa que no está despertando a NEO?
El niño cree que no consigue despertar a NEO por dos razones:
  • Porque no en todas las ocasiones consigue irse a su habitación. Sigue habiendo ocasiones en que no consigue "despertar a NEO".
  • Y porque aun cuando consigue irse a su habitación, sigue sintiendo dentro de él toda la energía, todo el volcán, toda la rabia que acompaña a la emoción "enfado". Cree que tiene que conseguir no sentir "eso tan incómodo y doloroso que se siente en el cuerpo cuando uno está enfadado".
¿Qué significa "despertar a NEO"?
  • Conseguir despertar a NEO no significa NO sentir el enfado o la tristeza, o el miedo o la culpa.
  • Conseguir despertar a NEO no significa NO sentir esas sensaciones físicas que acompañan a cualquier emoción. Cuando el enfado invade nuestro cerebro y nuestro cuerpo, nos llenamos de energía (la emoción es energía), sentimos todo el volcán, toda la rabia que acompaña a la emoción "enfado". No se trata de conseguir no sentir "eso tan incómodo y doloroso que se siente en el cuerpo cuando uno está enfadado".
¡¡¡¡NO!!!!
  • Conseguir despertar a NEO significa que sintiendo todo esa energía "incómoda"en el cuerpo, no reaccionamos de manera impulsiva y sin pensar, no nos dejamos llevar por el impulso automático (por lo que nos pide hacer EMO); sino que nos damos un tiempo para DECIDIR cuál es la mejor manera de responder en esa situación (responder usando a NEO).
¿Cómo ayudar a nuestros niños a despertar a su NEO?

1. Debemos ayudar a nuestros niños a distinguir entre EMOCIÓN y CONDUCTA
  • NO podemos trabajar a nivel de la emoción .
La emoción ocurre fuera de nuestra voluntad. No tenemos control sobre ella. NO podemos evitar que ocurra. Si una situación despierta mi enfado, mi tristeza, mi miedo, no puedo hacer nada para que ésto no ocurra.
Pedir a nuestros niños que "no se enfaden porque es una tontería" o que "no se enfaden porque se van a quedar sin amigos", o que "no estén tristes", es pedirles algo IMPOSIBLE.
No eligen estar enfadados, tristes o sentir miedo. 
Esa emoción se activa en su cerebro de manera involuntaria.
Y ¿quiénes somos nosotros para saber qué cosas son las que provocan enfado, miedo,o tristeza a un otro? Por que a nosotros una situación no nos despierte ninguna emoción particular, no quiere decir que al otro no le pueda despertar una emoción determinada.



  • podemos trabajar a nivel de la conducta. 
Tenemos que ayudar a nuestros niños a saber que dónde hay que trabajar y perseverar es a nivel de las conductas, no a nivel de las emociones.
Deben saber contestar a esta pregunta: "cuando viene la rabia ¿sabes qué hacer con eso?"



2. Debemos ayudar a nuestros niños a distinguir entre conducta impulsiva guiada por EMO (conducta amigdalina) y conducta guiada por NEO (conducta prefrontalizada) 

La emoción va a venir sí o sí, la rabia, el enfado, la ira... 
La emoción es energía. 
El cuerpo de nuestros niños se llena de TODA esa energía.
Debemos enseñarle a canalizar esa energía, a expresarla de forma adecuada. 

¡¡No a reprimir esa energía!! Tanta energía acumulada acaba produciendo enfermedades...

Debemos ayudar a nuestros niños a  responder a esta pregunta:
"¿Qué hago con "eso" que me invade y me da ganas de pegar y gritar?"
("eso" es la emoción, la energía y sus manifestaciones en el cuerpo) 

Si les castigamos por una conducta inadecuada, nos tenemos que hacer una pregunta: 
"¿Este castigo les está ayudando a saber qué hacer con "eso" que les invade y les hace "perder el control (reaccionar guiado por EMO/RE)"?

Si la respuesta es NO, entonces, ese castigo no está resultando útil a largo plazo. 
Porque la emoción volverá sí o sí y cuando ésto ocurra, no tendrán estrategias para expresar y liberar de forma adecuada esa energía. O la reprimirán (llenándose de esa energía como una olla a presión) o la expresarán de manera impulsiva, guiados por EMO/RE.
¡No saben hacerlo de otra forma! 
¡No nacen con esta lección ya aprendida!
¡Se lo tenemos que enseñar!
Nuestros niños necesitan que les ayudemos a decodificar, a poner nombre, a narrar todo lo que ocurre en su mundo interior y qué hacer con todo ello....Es a través nuestro, a través de nuestra mirada, como ellos van a saber qué hacer con esa emoción y energía que les está invadiendo.

Lo necesitan aprender. Y nosotros, se lo tenemos que enseñar:  
"¿Qué puedes hacer la próxima vez que vuelvas a sentir "eso" en el cuerpo y tengas muchas, muchas, muchas ganas de pegar?, ¿Qué haría NEO?"
Se trata de ir creando un "botiquín emocional" lleno de conductas guiadas por NEO, que permitan la adecuada canalización de esa energía sin hacerse daño ni hacer daño al otro.
Podemos hacer junto a nuestros niños, por ejemplo, una lista de qué hacer cuando "me vienen esas ganas de pegar y gritar"... Se puede pegar la almohada, ir a otro sitio alejado, lavarme la cara, respirar profundo, coger de mi bolsillo la linterna de NEO y encenderla.....

A partir de ese momento, debemos estar muy atentos, encender nuestra luz de la atención y darnos cuenta de esos momentos en los que nuestros niños consiguen despertar a NEO, para decírselo y felicitarles. Sólo de esta forma conseguiremos que nuestros niños se hagan conscientes de que esa conducta es la adecuada y quieran repetirla.


Será importante que tengamos mucha, mucha, mucha paciencia.
Una vez creado el botiquín emocional y a pesar de conocer y entender todo ésto, nuestros niños repetirán en muchas ocasiones conductas inadecuadas, guiadas por RE/EMO.
Esto es lo que le ocurre a nuestro paciente de 8 años....
El cerebro necesita mucho, mucho, mucho tiempo y MUCHAS repeticiones para que una conducta nueva se convierta en automática, en un hábito y para que la conducta antigua (la guiada por EMO/RE) se debilite poco a poco por desuso.
Así funciona nuestro cerebro. 
Es la neuroplasticidad cerebral.
Cada vez que repiten la conducta nueva (la guiada por NEO), en su cerebro se está produciendo neuroplasticidad positiva: se están activando y uniendo un grupo de neuronas vecinas creando una red neuronal nueva, donde queda anclado este nuevo aprendizaje.
Con la repetición, esta misma red se va reforzando y consolidando y con el tiempo, esta conducta guiada por NEO, se convertirá en automática. Será el momento en que podrá generalizar su conducta tanto en casa como fuera de casa.
También se está produciendo neuroplasticidad negativa de la red neuronal antigua, la que guía la conducta que estamos queriendo evitar (la guiada por EMO/RE): por desuso, las neuronas de esa red, van separándose y esa conducta pasa al olvido.

Debemos conocer el concepto de neuroplasticidad para ajustar adecuadamente nuestras expectativas y llenarnos de paciencia. Cuando nos invada el pensamiento: "ya se lo he explicado millones de veces y sigue pegando!!", debemos recordar cómo funciona el cerebro de nuestro hijo y de todos los humanos... Necesita mucha repetición, mucha práctica y muuuuuuucha paciencia....

Y también debemos explicárselo a nuestros niños, para que entiendan porqué les cuesta tanto cambiar y porqué repiten y repiten conductas que no les gusta y de las que ya saben se van a arrepentir.
No son malos, no son torpes... 
Son humanos.. con un cerebro humano... 
Un cerebro que se puede educar pero es un trabajo de pico y palo.

Se lo podemos explicar facilmente a nuestros niños utilizando MR. ELÁSTICO (LINK)
Una bola de poliespan, unos ojos y chinchetas pegadas con silicona en la parte de atrás.
Las chinchetas representan las neuronas cerebrales.
(La neuroplasticidad es un concepto mucho mas complejo que como aquí lo describo, pero nos sirve para lo que nos interesa entender y que nuestros niños entiendan)


Por la noche, en el momento de acostarse, sacamos a Mr. elástico y preguntamos a nuestro niño si a lo largo del día, ante una emoción intensa ha reaccionado de manera impulsiva (conducta guiada por RE/EMO) o si han conseguido responder con la conducta nueva (la guiada por NEO).
Entendiendo que es NORMAL y HUMANO que la conducta inadecuada siga saliendo durante un muy largo tiempo.
  • Si el niño ha repetido la conducta inadecuada, añadimos una goma al circuito antiguo. El circuito, al haberse activado de nuevo, se ha reforzado...
  • Si el niño ha conseguido responder con la conducta nueva aprendida (guiada por NEO), creamos un nuevo circuito neuronal, uniendo varias neuronas (chinchetas) con una goma de un color diferente. 

Y repetimos todas las noches.
La idea es que, poco a poco, el circuito neuronal que guía la conducta inadecuada se vaya debilitando por desuso y el circuito nuevo se vaya fortaleciendo hasta convertirse en el nuevo "camino" automático. 
Con este juego empoderamos a nuestro niño. Le hacemos responsable de lo que ocurre en su cerebro. Es él el que ahora tiene el poder de decidir cuál de los 2 caminos quiere "alimentar", quiere fortalecer (poniendo más gomas) o quiere debilitar (quitandole las gomas).

Este juego es más divertido si cada miembro de la familia hace su propio Mr. Elástico y entre todos valoramos qué circuitos han sido reforzados/debilitados a los largo de ese día.
Somos todos igual de humanos. 
Tenemos todos un RE, un EMO y una NEO. 
Tenemos todos un cerebro que podemor ir educando....con MUCHA paciencia....


3. ¡¡Cuidado con nuestra NEO adulta!!
Para crecer y madurar, la NEO de nuestros niños necesita una NEO adulta (de papá, mamá, educador...) que le enseñe y le guíe.
¡Necesita aprender estrategias nuevas y necesita de un adulto que le enseñe!
¿Qué tal es nuestra NEO adulta?
¿Cómo reacciona ante los conflictos, obstáculos, dificultades del día a día?
Como adultos responsables de nuestros niños, debemos educar nuestra NEO adulta para que represente un buen modelo de imitación.
Hacernos nuestro propio Mr. Elástico nos puede ayudar en este sentido...

¿Qué está aprendiendo la niña de la imagen? ¿Y su NEO?
¿Qué neuronas se están activando en su cerebro? Se está produciendo neuroplasticidad positiva...

4. ¡¡Cuidado con nuestras expectativas de adultos!!
La NEO de nuestros niños es muy inmadura (tiene un sueño muy profundo) y debe aprender poco a poco, pasito a pasito.
Si les pedimos pasos de gigante, solo conseguiremos frustración y rechazo.
Debemos estar atentos y felicitar cualquier mínimo paso guiado por NEO, por muy pequeño que nos parezca.


Y de esta forma es como esta mami y su hijo están trabajando día a día, 
convirtiéndose así en escultores de su propio cerebro 
¡¡ENHORABUENA!!





Adquiere el cuento "Carol conoce su cerebro", pincha el LINK

Si quieres conocer más en profundidad el cuento y los personajes del cerebro RE, EMO, NEO, pincha el LINK









lunes, 13 de enero de 2020

Fin de la lactancia materna... 
Un ritual.... 
Un EMO-momento...

Hace un tiempo vino una mamá a consulta. Había decidido poner fin a la lactancia materna. Su hija tiene ahora 3 años. 

Este momento, el momento de decir adiós al pecho, puede ser vivido como un microduelo.
Pasamos por muchos microduelos a lo largo de la vida...
¡Qué maravillosa oportunidad para aprovecharlo y realizar un ritual, algo simbólico que ayude tanto a niños como a adultos a decir ADIÓS a algo querido y HOLA a algo nuevo, algo distinto! 

Un ritual como un EMO-momento
Un momento para permitir la libre expresión de EMO (¿Quién es EMO? LINK), para permitir y acompañar la libre expresión de todo aquello que sentimos y sienten nuestros niños (tristeza, dolor, miedo, inseguridad), un momento para soltar...
Todos los días, una cita con la emoción. 
Todos los días, a la misma hora, en el mismo lugar, de la misma manera.
Todos los días, el EMO-momento.

Para favorecer la creación de ese EMO-momento con nuestros niños, sobre todo los más pequeños, los peluches, los títeres, los muñecos son de gran ayuda. Favorecen un ambiente distendido, un ambiente libre de amenaza y juicio, un ambiente lúdico que ayuda a los niños a conectar con su emoción y a expresarlo. 

Comparto aquí el ritual, el EMO-momento, que esta mamá creó con su hija tras nuestra conversación en la consulta: 
"Le dije a mi hija que el fin de semana teníamos que decir adiós al pecho. 
Pasé por una librería y compré un cuento: "Una cosquillita más". 
Es un cuento que lleva un títere, una liebre muy suave y bonita. 



El viernes por la noche, le regale el cuento. A mi hija le encantó.
Metí la mano en el títere y de pronto, mi hija, empezó a contarle que estaba muy triste porque su mamá ya no le podía dar pecho.... 
La liebre le contestó que era normal sentirse triste porque estaba diciéndole adiós a algo muy valioso, y que durante un tiempo seguiría triste. También le dijo que su mamá la quería mucho y que el ratito que antes estaba tomando pecho, ahora lo pasarían hablando y leyendo cuentos super bonitos. 
Mi hija , cada noche, le contaba a la liebre que ya no tomaba pecho y lo triste que se encontraba y la liebre le decía lo bien que lo estaba haciendo y que era normal estar un tiempo triste. 
Cada día estaba un poco menos triste. 
Y, poco a poco dejo de contar a la liebre lo del pecho y empezó a contarla su día a día... que habíamos estado en la piscina, que había estado jugando con sus primos....

Ya llevamos cinco meses sin pecho y seguimos con los cuentos, las caricias y contando nuestras cosas a nuestra amiga la liebre. 
Cada vez que tiene un problema busca su libro y se desahoga. 
Cuando iba a empezar el cole, tenía mucho miedo y fue a buscar a la liebre. Le contó que tenía miedo porque no conocía a los profesores, ni a los niños. No sabía si iba a tener amigos...
Y, hablando... poco a poco, los miedos se redujeron... y su primer día de cole fue con su mochila y su sonrisa."

La mamá con la ayuda del títere del cuento ha creado este EMO-momento con su hija. Todas las noches un rato donde favorecer y acompañar la tristeza y el dolor por la pérdida de algo querido, en este caso la lactancia materna.
En cuanto la emoción se ha sentido escuchada, sentida y permitida, ha ido bajando en intensidad y ha ido bajando la necesidad de la niña de compartirla con la liebre. 

Las emociones tienen buenas razones para venir a visitarnos y necesitan un espacio y un tiempo para sentirse escuchadas y atendidas. El EMO-momento permite ese espacio, ese momento de libre expresión de la emoción.

¡Cuántos recursos para la mochila de esta niña! 


Nota. ¡¡Gracias a la mamá que me ha descrito con tanto detalle su EMO-momento de despedida de la lactancia materna y me ha permitido compartirlo!!

jueves, 9 de enero de 2020

Aprender Jugando
Un libro = Un proyecto 
Magallanes y Elcano ¡Fuimos los primeros!


Aprovechando el V aniversario de la primera vuelta al mundo de Magallanes y Elcano, hemos leído el libro:
Magallanes y Elcano, la primera vuelta al mundo, Gorka Calzada (Sabeloto@s)

Un libro muy muy recomendable (a partir de 8-9 años).
Sencillo, ameno, fácil y rápido de leer, con toques de humor y muchos detalles del viaje.

Con un PERO....
No tiene casi ilustraciones.... 



Un PERO importante...
Un PERO que hemos solventado buscando ilustraciones, haciendo dibujos, cómics...
Y todo este material lo hemos convertido en una carpeta-proyecto.

Empezamos el proyecto con la presentación de los 2 personajes principales:
  • Fernando de Magallanes  
  • Juan Sebastián Elcano
Y la explicación del Tratado de Tordesillas. El mundo quedaba dividido en 2 a través de una línea divisoria. Los territorios al oeste para España, los del este para Portugal. Se ponía así  fin a los conflictos entre Portugal y España.

Dibujamos el mapa del mundo y el recorrido realizado.

Un 20 de septiembre de 1519
salieron 234 marineros y 5 naves 
y volvieron, 
3 años después,
¡¡18 hombres y un barco!!


¿¿Qué ocurre en esos 3 años?? ¿Cómo se pierden los barcos? ¿Y qué ocurre con tantos marineros?
Para responder a estas preguntas, nos hemos detenido en cada parada.
Cada una con sus anécdotas y aventuras.
¡Todas apasionantes!
Detalladas y resumidas en libritos, cómics o dibujos realizados por los niños...
  • Río de Janeiro,que debe su nombre al santo del día .Llegaron el día de San Jenaro, 
  • Los gigantes de Patagonia, 
  • El motín en la Bahía de San Julián, 
  • Lo pacífico del océano Pacífico, 
  • La mortalidad por el escorbuto 
  • La muerte de Magallanes
  • Y muchas más aventuras.... 



Como guinda final al proyecto, visitamos la exposición del Museo Naval de Madrid y vimos la película de dibujos animados: Magallanes y Elcano. 
  • La exposición no nos gustó mucho, aunque sí resultó emocionante volver a ver y leer cosas que ya habíamos trabajado en el proyecto. 

Cuadro de Elías Salaverría: 
Regreso a Sevilla de Juan Sebastián Elcano 1522

Cartas del Rey Carlos I a Elcano tras su llegada en 1522

Mapa de cómo creían que era el mundo tras el viaje.

  • Y la película nos encantó. Muy fiel a la historia. Recupera muchos momentos muy interesantes del viaje.



Y, así terminamos nuestro primer libro-proyecto....

Ahora ¡a por el siguiente!




lunes, 30 de diciembre de 2019

CAROL, RE, EMO, NEO, 
IRENE E INÉS

¡¡¡OS DESEAMOS UN NUEVO AÑO 2020 LLENO DE VIDA!!!
¡¡¡MUCHA VIDA!!!

Un año 2020 lleno de momentos RE, de momentos EMO 
y por supuesto, de momentos NEO. 
¡Momentos, TODOS, necesarios!
¡Todos muy humanos! 





lunes, 16 de diciembre de 2019

¡¡Hoy ha sido un buen día!!
¿Qué es un "buen día" para RE/EMO? 
¿Y para NEO?


¿"Día bueno" significa lo mismo para RE/EMO que para NEO? 
¿Serán días muy distintos o serán similares?


¿Qué es un BUEN DÍA para RE/EMO?

RE y EMO representan nuestros cerebros primitivo y emocional. Se rigen por 2 fuerzas y siempre con el objetivo de garantizar nuestra SUPERVIVENCIA:

  • La fuerza PLACER: "me acerco a todo aquello que es bueno para mi supervivencia", dando lugar a reacciones repetitivas de búsqueda de placer. 
  • La fuerza DOLOR: "me alejo de todo aquello que es peligroso, de todo aquello que pone en peligro mi vida", dando lugar a las reacciones de huida, ataque, parálisis.

Estos 2 movimientos PRO-SUPERVIVENCIA de "me acerco al placer"/ "me alejo del dolor", los realizan de forma rápida, automática e inconsciente, por lo que muchas veces se equivocan...

RE/EMO son "cortoplacistas", es decir actúan basándose en el "ya, aquí y ahora mismo". Siguen la ley de la rapidez y del mínimo esfuerzo...

  • Esperar les frustra, les enfada, les indigna.
  • Quieren resultados ¡YA!
  • Quieren gratificaciones ¡YA!
  • Quieren que les salga bien ¡a la primera! Detestan equivocarse
Les gusta marcar su territorio y que queden claros los límites, protegen lo que consideran suyo. Una de sus palabras favoritas es: "¡¡¡¡MÍO!!!"

Les gusta las rutinas, lo repetitivo. Son rígidos y muy resistentes al cambio. Todo igual, el mismo camino, el mismo lugar, a la misma hora.... No soportan los cambios de planes de última hora. ¡¡Les pone de muy mal humor!! Los cambios no planificados les da mucho miedo...

Requieren tener sus necesidades básicas cubiertas (hambre, sueño, temperatura, seguridad...). Y si éstas no están cubiertas, hacen lo que haga falta (¡caiga quien caiga en el camino!) para conseguir cubrirlas ¡¡Pura supervivencia!!

Viven muy preocupados por el mundo de afuera donde pueden haber muchos peligros. Todo el tiempo pendientes "del otro" ya que "el otro" puede ser un enemigo ("le pueden querer más que a mí", "puede sacar mejores notas que yo", "me puede quitar mi puesto"...). Un mundo en el que es necesario competir para sobrevivir. Su lema es: "o gana el otro o gano yo".

Un buen día para RE/EMO es un día en que consiguen sobrevivir, satisfacer sus necesidades básicas, defender SU territorio en poco tiempo y con el mínimo esfuerzo (mejor si es a la primera). Y "el otro" es considerado una posible amenaza.... 



¿Qué es un BUEN DÍA para NEO?

Neo representa nuestros lóbulos prefrontales, nuestro cerebro más evolucionado.

Es esa parte que nos dice: "Eso está bien /eso está mal"; "si dices ésto vas a hacer daño; mejor no lo digas"...  Antes de tomar una decisión evalúa los pros y los contras. Y tiene en cuenta al otro. "El otro" importa.  

Es "largoplacista". Le interesan más los resultados a largo plazo. Es capaz de sacrificar algún deseo a corto plazo en busca de un objetivo mayor a largo plazo. Tiene mas capacidad de frustración y más paciencia. Es perseverante. Espera y se esfuerza

Es la parte que se encarga de frenar los impulsos mandados por EMO/RE. 
El problema es que es de reacción lenta ("NEO tiene un sueño muy muy profundo") y se entera tarde de lo que planean RE/EMO.  Lo bueno es que con este conocimiento y con entrenamiento, podemos "muscular" a nuestra NEO para que sea cada vez más eficaz.

NEO está mucho menos preocupado por el mundo exterior. No lo vive como una amenaza. Está mas centrado en el mundo interior que sabe lleno de recursos y de herramientas que le permiten sobrevivir y ser feliz sin necesidad de competir ni pelear con la otra persona. Se da cuenta que cuanto más se alía con el otro, mejor le va. Va en busca de un GANA/GANA

Un buen día para NEO es un día en que consigue ayudar, dar y compartir con un otro; un día en que consigue ser asertivo, sabiendo poner límites; un día en que se siente orgulloso por el esfuerzo realizado; un día en que consigue resolver conflictos de manera constructiva, buscando un gana/gana....  


¿Y para nosotros, qué es un BUEN DÍA? 
¿Y para nuestros niños?
Tenemos mucho de EMO/RE y algo menos de NEO. 
Pasamos nuestra vida entre estos dos extremos. Esa es nuestra naturaleza, nuestra biología.  Nuestro Mr. Hyde (EMO/RE) y nuestro Dr. Jekyll (NEO). Dos sistemas que controlan nuestra vida mental y nuestros comportamientos. 

¿Cómo queremos que sea nuestro día? ¿Quién queremos que guíe nuestras decisiones y comportamientos importantes de nuestro día? ¿Y en nuestros niños?

Podemos con educación y entrenamiento, hacer cada vez más grande y poderosa a NEO y más pequeña a nuestra parte EMO/RE.
Esto nos lo permite la NEUROPLASTICIDAD, esa capacidad que tiene nuestro cerebro de cambiar...


Y si desde pequeñitos enseñamos a nuestros niños a entenderse, a entender su biología, su humanidad. A entender que no son malos, que no hacen las cosas para fastidiar, sino que tienen una parte más primitiva que deben ir aprendiendo, poco a poco, a comprender y a regular a través de su NEO.
Y si desde pequeñitos les ayudamos a entrenar a su NEO, a través de la imitación, a través del error, sin hacerles sentir MAL ni MALOS, sino HUMANOS en proceso de aprendizaje...

Enseñarles para que no solo les preocupe "SOBREVIVIR" (RE/EMO), sino que busquen algo más en su día a día.. 





INSPIRACIÓN: Cuento CAROL CONOCE SU CEREBRO (LINK)

miércoles, 13 de noviembre de 2019

¡¡¡PRESENTACIÓN DEL CUENTO EN MirArte!!!
TALLER "EMOCIONES EN FAMILIA"

Taller para FAMILIAS con niños de más de 5 años. 

Crearemos y jugaremos con los personajes de nuestro cerebro y entenderemos qué nos ocurre cuando nos enfadamos, cuando estamos tristes, cuando tenemos miedo....

¡¡GRATUITO!!

Imprescindible reservar: info@mirarte.net