martes, 17 de septiembre de 2019

¡¡NUEVO CUENTO!! ¡¡PRIMER CUENTO!!

CAROL CONOCE SU CEREBRO


Érase una vez nuestra protagonista que empezó llamándose Cloe, después Zoe, volvió a Cloe y ha terminado llamándose CAROL. 
Cambios de nombre que reflejan todas las aventuras por las que ha ido pasando nuestra protagonista antes de poder nacer como cuento. 
Todo un camino recorrido… Un camino de aprendizaje…

Pero, volvamos al cuento…

Un cuento lleno de fantasía y lleno de realidad... 
Un cuento que aparece con ganas de ayudarnos a entender nuestra mente y nuestras conductas. 
Carol tiene 9 años y será Eva, su mamá, quien le ayude a entender lo que ocurre en su cerebro cuando se enfada con su hermana. Siendo el enfado una emoción normal y necesaria, no así lo son ciertas conductas, a las que de manera automática y reactiva, nos lleva el enfado. 


Y en este punto es en el que aparecen RE, EMO y NEO, los personajes del cerebro que nos permitirán entender de manera sencilla y concreta, algo tan abstracto como es la mente y el cerebro humano. 



Un cuento maravillosamente ilustrado por Irene Cantalejo, quien, con su arte, consigue transformar el cerebro y sus personajes en bellísimas y divertidas ilustraciones, con un fondo al estilo mandala.


Un cuento en el que no hay buenos ni malos.
Un cuento en el que no caben las etiquetas. 
Un cuento que trata de humanos que piensan, sienten, hablan y actúan bajo el mando de un cerebro humano. 
Como dijo Stephen King: “Los monstruos son reales y los fantasmas también: viven dentro de nosotros y a veces, ellos ganan”. De esto trata el cuento; de conocer nuestros animales internos, de entenderlos, aceptarlos, conocer sus necesidades y sus limitaciones y aprender a vivir con ellos…. Y con los de los otros...


 
Un cuento que espero llegue a muchas familias, colegios y centros sanitarios, como una ayuda para entendernos mejor y entender mejor al otro. Aportando recursos que ayudan a trazar puentes entre uno y su mundo interior y entre uno y los otros.


Un cuento que es el primero de otros cuentos, en los que Carol ya no será la protagonista, sino que lo serán RE, EMO y NEO, los personajes de nuestro cerebro. Ellos serán el hilo conductor de estos cuentos. Ellos son los que nos dan o nos quitan nuestro poder. La mente puede ser nuestra mejor amiga o nuestra peor enemiga. Y estos personajes nos ayudarán a conocerla mejor e ir convirtiéndola en amiga. 
 ¿Te animas a conocer a NEO, EMO y RE?



Si te apetece el cuento, CAROL CONOCE SU CEREBRO está a la venta en Amazon (LINK)








jueves, 4 de julio de 2019

HIJO, ¡PUEDES NO COMER!



¡Mi hijo, solo come si añadimos Ketchup a la comida!
¡Mi hijo solo come lo que le gusta!
¡Mi hijo solo come la comida triturada...!
¡....!




"Hijo, ¡tienes que comer! 
Es importante para crecer y estar sano. 
¿Cómo te vas a ir a la cama sin cenar? 
¿cómo vas a pasarte el día sin comer?"

¿Qué aprende el hijo cuando añadimos ketchup a la comida, cuando le damos de comer solo lo que le gusta, cuando le damos solo purés?

Aprende:

- ¡El "mundo" se amolda a mis "caprichos/necesidades/gustos/deseos/expectativas"!




"Hijo, ésto es lo que hay de comida hoy.
 Puedes comer o puedes no comer. 
¡Tú decides! y lo que decidas ¡estará bien!"

¿Qué aprende cuando le ofrecemos el mismo plato que al resto de la familia, comemos todos juntos en familia, reímos y nos contamos el día, hablamos de todo menos de la comida y sobre todo no le forzamos a comer?


Aprende:
- Creatividad: "se le ha ocurrido mezclar los diferentes alimentos del plato y así cambiar el sabor de lo que no le gustaba" me decía una mamá en la consulta
- Respeto: "No me fuerzan a comer. Si como está bien y si no como está bien también". 
- Hay una autoridad en casa, hay normas y consecuencias naturales: "papá y mamá son los que deciden el menú". 
- Placer: "la comida se convierte en un momento de disfrute familiar donde nos contamos nuestras historias del día a día..." me comentaba otra mamá
- Tolerancia a la frustración: no siempre se puede conseguir lo que uno quiere. "El mundo no siempre se amolda a mis deseos"
- Sensaciones de saciedad/de hambre/de asco/ de gusto: el niño entra en contacto con su cuerpo y con las diferentes señales que su cuerpo le manda. Las escucha. Son importantes. 
 

Cuando nos sentamos a la mesa junto a nuestros hijos, 
¿cuál es nuestro objetivo? 


¿Nuestro objetivo es que nuestro hijo coma?


¿Nuestro objetivo es que el momento de la comida sea un momento de disfrute, de calidad y de aprendizaje, independientemente de lo que coma?




Una mamá me respondió así: 

"En cuanto a tu pregunta ¿mi objetivo? 
Si no meditara todo lo que hemos hablado en consulta, sería: QUE COMA BIEN. 
Pero ahora lo cambio y diría: QUE SEA FELIZ EN EL MOMENTO QUE NOS SENTEMOS A COMER, porque quizás yo tenga miedo u obsesión con el tema de la comida porque recuerdo mi infancia con frases: "no come nada", "mastica, traga, come", "come siempre lo mismo"... y eso al final (aunque yo comía lo que me gustaba siempre) hacía que me sintiera mal."
Ayer, por ejemplo, de tres alimentos (pollo plancha sin ketchup y patata al horno + manzana o melocotón), solo comió uno: la manzana, Y, al terminar la comida me sentía satisfecha por que hubo buen ambiente y me gusto que ella por ella misma decidiese comer manzana por voluntad propia y además contenta."



Cuando nos sentamos a la mesa junto a nuestros hijos, ¿cuál es nuestro objetivo?



(Nota. ¡¡Gracias a las mamas de la consulta que me han permitido compartir su experiencia y sus reflexiones en esta entrada!!)

martes, 29 de enero de 2019

De Sexualidad y de Muerte.... Y de Niños...

A mi mami, a grandmimi......


De sexualidad y de muerte; dos conceptos tan distintos y a la vez con una característica común: lo difícil que resulta hablar de ellos a nuestros niños....
Hablar de sexualidad produce pudor, vergüenza...
Hablar de muerte, produce miedo, tristeza...
Nos resulta difícil también porque, generalmente, nuestros padres no nos hablaron de ello siendo nosotros niños...

Estas navidades nos han visitado estas dos realidades...

La visita de la sexualidad....
Una noche decidimos ver una película en familia. Mi marido tenía un buen recuerdo de la película "Big" de Tom Hanks y decidió ponerla. Una película muy entretenida y divertida en la que el protagonista de 8 años consigue hacer realidad su deseo de ser mayor. Y así, de un día para el otro, vive en el cuerpo de un adulto aunque mantiene muy viva su mentalidad, creatividad, imaginación e inocencia infantil. En un momento dado, una compañera de trabajo se enamora de él y acaban los dos en su casa. Allí se produce ese momento de atracción y de deseo entre ambos. Momento en que a ella se le cae la tira del sujetador y él, con gran respeto y timidez, le acaricia el pecho..

Se produce entonces una gran revolución en casa. Mi hijo (8 años), nervioso, se pone de pie en el sofá y empieza a saltar y a no saber si taparse los ojos, los oídos o nada. Mi hija (misma edad), algo más tranquila, pregunta: "¿Van a hacer sexo? ¿están teniendo sexo?".
Y, yo, en ese momento, olvidando toda la teoría que tan bien me había estudiado y compartido en el blog (LINK) miraba a mi marido preguntándole con todo mi cuerpo y mi comunicación no verbal "¿QUÉ OCURRE AHORA EN LA PELÍCULA? ¿APAGAMOS? ¿CAMBIAMOS DE CANAL?"...a la vez que por dentro una voz me gritaba: "Inés ¡¡¡recuerda la teoría!!! Aprovecha este momento para compartir con ellos, para explicar, para intercambiar opiniones!"
No hubo más escenas. Solo esa simple e inocente escena que consiguió ponernos a todos, a pesar de conocer la teoría, el corazón a 1000....

De la teoría a la práctica hay siempre una distancia....
Una distancia en la que cabe el error, el entrenamiento y el aprendizaje.
Así, espero, que la próxima oportunidad la aprovecharé más y les explicaré que sí, que esto que están viendo, esa atracción del uno hacia el otro, esas cosquillas, que por las neuronas espejo, ellos mismos están sintiendo en su propio cuerpo, esas miradas de cariño, todo esto y mucho más, forma parte del sexo. Y, lo más importante: el sexo como algo compartido y deseado entre los dos. No como algo que no apetece, o con lo que uno se siente obligado.

La visita de la muerte....
Mi mamá ha estado todo el mes de diciembre muy malita, ingresada en cuidados paliativos. Hemos vivido por momentos. Momentitos de paseos por la unidad en silla de ruedas, momentos de mucho cansancio y sueño, momentos de masajitos y mimos, momentos de lecturas, momentos de enfados, miedos y tristeza....

En estas unidades hay psicólogos que ayudan tanto al paciente como a la familia. A mí, me apoyaron mucho, sobre todo en el tema de cómo compartir y vivir estos duros momentos con mis hijos.
Mi madre ingresó tan malita que nos hablaron de pocos días de vida y me recomendaron explicárselo a los niños antes de que este final ocurriera... Y, que si querían venir a verla y traerla algún dibujo, carta, regalito, lo hicieran, explicándoles bien cómo se iban a encontrar a su abuela. 

Y, así una tarde en que mi hermano se quedó junto a mi madre en el hospital, pregunté a mis hijos: "Ya sabéis que mamá está faltando mucho en casa porque estoy todo lo que puedo con la abuela, porque está en el hospital muy malita. ¿Qué creéis que le puede pasar a la abuela?"
Mi hija respondió: "¡Que con los días se vaya mejorando!"
Y, mi hijo: "También puede empeorar"...

Con un nudo en la garganta y en el estómago, les dije: "Pues parece que la abuela está muy muy muy muy muy malita, los médicos han hecho todo lo que han podido, pero está tan tan tan tan tan malita que parece que ya no se puede hacer nada y que probablemente muera"...

Un intenso silencio nos rodeó....Sus ojos brillaban....

Yo, esperaba ansiosa preguntas suyas. ¡¡Quería que me preguntaran cosas acerca de la evolución, del proceso, del cuando, como, porqué!! Preguntas que me ayudaran a saber cómo estaban ellos, qué estaban sintiendo ellos, conocer sus miedos, sus inquietudes..

Y, un instante después mi hijo dijo:"Mami, ¿podemos ir ya a la biblioteca?"
Sorprendida, muy sorprendida, le seguí el rollo.... Y nos fuimos a la biblioteca....

No fueron días lo que nos regaló mi mamá, fueron semanas... 
Semanas en que pudieron ir a verla en varias ocasiones y pudieron ir viendo y sintiendo su empeoramiento progresivo... su falta de fuerzas, su caída de pelo, su poco apetito....
Creo que uno de los mayores regalos que nos ha dado mi madre, han sido esos días....
El morir despacio....
El darnos tiempo.... tanto a mis hijos como a nosotros, los adultos....
Verla... ver su empeoramiento, su proceso hacia el final. Sentir tan de cerca la irreversibilidad del proceso.
Aunque duro, muy duro y triste, creo que ha sido un regalo y una ayuda....

¡¡Creo sinceramente que SÍ hay un proceso de muerte bello y creo que mi madre lo ha tenido!!
 Mi madre y todos los que la hemos rodeado...

¡¡Esa habitación 104 de la unidad de cuidados paliativos!! ¡Cuánto AMOR concentrado, cuánta PRESENCIA, cuánta INTENSIDAD, cuánta UNIÓN, cuánto DOLOR, cuánta TRISTEZA!

¡Y qué importante que los niños estén presentes también en estos momentos! ¡¡No separarles, no evitarles la vivencia, la experiencia, el proceso!! Acompañándolos y explicándoles todo lo que está ocurriendo y todo con lo que se van a encontrar....
Y ¡qué bello compartir con ellos también el ritual de despedida! Un ritual de despedida hecho a su medida, pensado para ellos, un ritual bello, un ritual que ayuda a cerrar una puerta, a despedirnos de la parte física.... y a abrir otra... un ritual que nos acompañará siempre, a todos....

Desde niña he pensado que pobrecitos todos aquellos que han perdido un ser querido durante las navidades. Para mí siempre han sido fechas especiales y creía que si alguien se moría justo en esas fechas, todo se estropearía... Se convertirían en fechas tristes....
Curiosa la vida ¿verdad?...
No sé cómo serán las navidades próximas...
El sentimiento que me acompaña de momento es el de belleza y agradecimiento... Y, me encantaría pasar unas próximas navidades hablando muchísimo de ella, recordando "sus cosas" que la hacían tan especial y única (algunas bonitas, otras menos bonitas, pero siempre "suyas y especiales"), haciéndola presente a través nuestro....

Pero, antes de esas navidades próximas, queda un largo, doloroso y a la vez, creo y quiero, bello camino... El camino del duelo.....








jueves, 26 de julio de 2018

Meditación para niños. El Bla, Bla, Bla interior
Conociendo las voces interiores

La voz interior mental...
La mente es como una fábrica. Una fábrica de pensamientos. No para de crear pensamientos, ni de día, ni de noche.
Pensamientos en forma de imágenes.
Pensamientos en forma de monólogo.
Pensamientos del pasado, del futuro, del presente, de uno mismo, del otro....
Pensamientos con un gran poder de atracción. Nos atrapan y sin darnos ni cuenta nos encontramos embuidos dentro de él. No estamos en el presente, en el aquí y ahora, estamos en nuestra mente, viajando a otro lugar y a otro tiempo...

La mente juzga, la mente interpreta, la mente se focaliza en lo negativo, la mente opina de todo.
Así es nuestra mente; la mente humana....
Y no es ni bueno, ni malo... Es nuestra mente, la mente humana...

Se trata de conocerla y acogerla tal y como es, a la vez que NO la dejamos los mandos de nuestra vida. Esos mandos los llevamos cada uno de nosotros. Esto no es sencillo. El poder de atracción de la mente, de los pensamientos, de nuestra voz interior mental es muy fuerte.... Pero, se puede practicar y fortalecer la capacidad de observar desde la distancia la mente para después decidir libremente qué hacer o qué decir, qué creer y qué no creer...



La otra voz interior....
Existe otra voz... Es la voz del corazón, la voz de la intuición.
Es una voz muy tímida, muy discreta que sólo se puede escuchar cuando se lleva la atención al cuerpo, a las sensaciones del cuerpo, a los mensajes que el cuerpo envía.

  • Si el cuerpo se encuentra relajado, ligero, entonces, la voz del corazón nos está diciendo que ese es el camino, esa es la dirección, ese es nuestro lugar.
  • En cambio, si el cuerpo duele, la tripa o la garganta se cierran, duele la cabeza, las manos sudan, en esos casos, la voz del corazón está sufriendo, ese no es el camino, ese no es nuestro lugar.


Meditación-Visualización. El Bla, Bla, Bla interior
Esta meditación pone al niño en contacto con su mundo interior: con su respiración, con su cuerpo y con su mente.

Le permite coger distancia respecto a este mundo interior para así tener una visión más clara y más neutra de todos los mensajes que recibe de su mundo interior. Los mensajes de su mente en forma de pensamientos y voz interior, y los mensajes de su corazón en forma de sensaciones corporales.

Se busca acoger todo este mundo interior. Forma parte de nosotros.
Acogerlo desde la distancia del observador (con su linterna de la atención bien encendida) que es el que tiene los mandos y acaba decidiendo a qué voz escuchar, a qué voz calmar, a qué voz entender, a qué voz abrazar.


Meditación-Visualización niños. El Bla, bla, bla interior 
(Link)






((Todas estas meditaciones proceden del TALLER ON LINE, APRENDER MINDFULNESS, INTELIGENCIA EMOCIONAL Y NEUROCIENCIAS JUGANDO Y MANIPULANDO.
Si te apetece profundizar en estos temas y acceder a más meditaciones, pincha en el siguiente link donde encontrarás información más detallada del curso LINK))



lunes, 16 de julio de 2018

Meditación para niños. Mi burbuja protectora
Fomentando la confianza y la resiliencia


Creando burbujas de poder...
A veces, a nuestros niños, el día a día les resulta difícil, frustrante.....en el cole, en casa, en el parque, en el campamento...
Las relaciones humanas son complejas.. ¿Cómo interpreta el otro lo que yo digo o hago? ¿Cómo interpreto yo lo que el otro dice o hace?
Puffff.... difícil...
Cada uno lleva sus propias lentes, cada uno con su historia, con su biografía, sus creencias... Ni mejores, ni peores... sencillamente distintas...

Y, los niños, con su cerebro todavía no del todo desarrollado, en especial su parte más humana, sus lóbulos prefrontales, en ocasiones, pueden hacerse mucho daño entre ellos y pueden interpretar de manera muy incorrecta o negativa la realidad.

Es importante ayudar a nuestros niños a fabricarse una mochila llena de recursos que les permita sentirse fuertes, protegidos, seguros, confiados... respecto a su mundo exterior. Recursos que les ayudará a levantarse cuando se caigan, cuando se tropiecen, cuando alguien o algo les empuje o les haga la zancadilla.

Meditación- Visualización Mi Burbuja 
Esta meditación lleva a los niños a crear, gracias a la ayuda de su respiración y a la visualización, una burbuja, SU burbuja protectora: un espacio virtual relleno de positividad; positividad generada en el pasado, a raíz de cada experiencia y vivencia de éxito, de logro, de confianza. Un reservorio de resiliencia.
Una burbuja que les acompaña en su día a día, en su relación con los demás, en su relación con su mundo exterior.
Una burbuja que les puede ayudar a enfrentar sus MIEDOS (miedo a la oscuridad, a dormir sólo, miedo a ir al cole, miedo a decir "¡No!"o "¡Stop!" a un niño que le molesta, miedo a salir a la pizarra...).
Una burbuja que les recuerda que dentro de ellos están TODOS LOS RECURSOS que necesitan para hacer frente a situaciones nuevas, a retos nuevos, a conflictos nuevos.
Una burbuja que los empodera...


Meditación-Visualización Mi Burbuja (Link)





miércoles, 4 de julio de 2018

Meditación para niños. Fomentando la mentalidad de crecimiento
¡¡Lo he conseguido!!


Fomentando la mentalidad de crecimiento
Nuestros niños tienen distintas formas de afrontar aquellas situaciones que suponen una dificultad, un reto (un examen, miedo a la oscuridad, el inicio de una actividad en la que no conocen a nadie, el primer día del colegio, un campeonato, hablar en público....).
Una de las posibles formas es teniendo en cuenta la mentalidad de crecimiento, es decir, teniendo en cuenta que con esfuerzo, con practica, con perseverancia, con ensayo-error, nuestra capacidad, nuestra hablidad para hacer frente a esa situación, se va a ir desarrollando y mejorando.

Se trata de enfrentar al niño a la siguiente pregunta:
"¿Qué necesitas para conseguir superar ese reto, esa dificultad?"
Puede ser que necesite esforzarse, puede ser practicar más horas, puede ser pedir ayuda a alguien, puede ser tener más confianza en sí mismo....
Debe ser algo que esté en sus manos, que dependa en gran medida de él. De esta forma se convierte en el protagonista del camino a recorrer. Pasito a pasito, pasitos cortos que le irán acercando al objetivo.


Meditación ¡¡Lo he conseguido!!
En esta meditación, el niño se visualiza en el futuro, se visualiza habiendo superado con éxito esa situación que le resulta difícil, embarazosa.... Visualiza sus emociones, su cuerpo, sus sensaciones, su poder, su capacidad. Y, desde estas emociones de plenitud, orgullo, satisfacción, visualiza el camino recorrido y los recursos que ha movilizado para conseguir llegar a ese momento victorioso.
Esta visualización le pone en contacto con esta mentalidad de crecimiento y le devuelve la confiaza en sus capacidades y en sus recursos y le convierte en protagonista de los pasos que debe empezar a dar.
Además, al visualizarse en el futuro, le permite tomar distancia respecto a la dificultad y relativizarla.

Meditación ¡¡Lo he conseguido!!


Actividad complementaria
Según la edad del niño con el que estemos realizando esta meditación, podermos ayudarle a realizar esta visualización si previamente buscamos junto a él la dificultad, el reto que necesita afrontar. 
Podemos incluso pedirle que realice un dibujo de un camino con un inicio y con una meta (que es la dificultad a afrontar). Él se dibuja ya en la meta, feliz, victorioso. 





Y, trás la meditación , podemos retomar el dibujo y pedirle que añada en el camino los obstáculos con los que se ha encontrado y los recursos que ha visualizado y le pueden ayudar a ir recorriendo, paso a paso, ese camino. 
 

miércoles, 20 de junio de 2018

Meditación para niños. Fomentando la confianza.
Momentos YUPI, Momentos BOF

La vida y sus momentos...
Momentos buenos, momentos malos... 
Momentos en que nos sentimos muy orgullosos; momentos de los que nos avergonzamos y nos gustaría olvidar....
Momentos en que todo parece ir maravillosamente bien; momentos en que todo parece ir mal...
Momentos en los que sale nuestra mejor "versión"; nuestro mejor "yo"; momentos en que sale nuestra peor cara, nuestro peor "yo"
Y, todos esos momentos nos pertenecen.
Todos esos momentos se suceden.
La vida y sus momentos... Momentos YUPI y momentos BOF....

¿Cómo nos sentimos, cómo nos comportamos, cómo actuamos en esos momentos YUPI?
Y ¿cómo nos sentimos, cómo afrontamos, cómo vivimos, cómo nos levantamos de esos momentos BOF?

Tanto los momentos YUPI como los momentos BOF son momentos normales de la vida. Y, no son ni buenos ni malos. Generalmente los momentos YUPI nos encantan y nos gustaría que no terminasen nunca. La vida se ve maravillosa, fácil, positiva...Nos sentimos todopoderosos, capaces confiados...
En cambio, los BOF nos empequeñecen,  nos invaden, nos hacen ver el mundo a través de un filtro muy oscuro, pesimista y negativa... Nos sentimos incapaces, indignos, inadecuados....
Y, ni lo bueno, es tan bueno; ni lo malo, tan malo.
Son simplemente momentos de la vida...Momentos YUPI, Momentos BOF


Meditación -Visualización: Momentos YUPI, Momentos BOF


Nuestros niños deben aprender a darse cuenta de esos momentos y a no permitir que esos momentos los invadan de tal manera que se dejen manejar por ellos.
Aprender a convertirse en los observadores de esos momentos, tanto de los YUPI, como de los BOF. Aprender a sentir sus efectos en el cuerpo, en la respiración, en las emociones y pensamientos. Aprender a acoger todos esos efectos, a aceptar la alegría del momento YUPI y el dolor del momento BOF sin dejarse invadir por esos efectos, sin reaccionar impulsivamente, sin creerse todo lo que dicen...
Aprender a seguir sintiéndose únicos, especiales y dignos de amor tanto en los momentos YUPI como en los momentos BOF. Estos momentos no cambian lo que SOMOS. Son simplemente momentos...Tenemos esos momentos, PERO, esos momentos no nos tienen a nosotros.

Esta meditación busca interiorizar, aceptar e integrar esta dualidad. 
Meditación - Visualización Momentos YUPI, Momentos BOF 
 (link)

Al finalizar la meditación, podemos dedicar un ratito a compartir lo ocurrido, lo experimentado, los momentos que han surgido y observado y si se han dejado o no influir/invadir por los efectos de estos momentos.


Actividad complementaria ¡Una gran victoria!
Podemos dibujar una nube grande dividida en 2:
  • una parte negra que representan aquellos momentos BOF y 
  • una parte blanca para los momentos YUPI.

Cada vez que nuestros niños reconozcan estos distintos momentos de su día a día, los acojan y consigan no dejarse invadir por sus efectos, evitando así reacciones impulsivas guiados por ellos, ponen una pegatina en la(s) parte(s) de la nube que han conseguido observar desde la distancia.


Este sencillo gesto, les permite ir construyendo, poco a poco, victoria tras victoria, una gran confianza en ellos mismos y en su capacidad de convertirse en los dueños de su vida, de sus pensamientos y de las decisiones que toman.
Les permite darse cuenta de su capacidad de observar esos momentos como lo que son, como altibajos de la vida, sin darles ningún poder sobre ellos, sobre su autoestima, sobre sus conductas y decisiones.
Les permite quererse de igual manera en esos momentos YUPI en los que sale su mejor versión y en esos momentos BOF, en los que puede salir su peor versión.

Un simple gesto que les da un gran poder. ¡Una gran victoria!