jueves, 1 de junio de 2017

NUEVO PROYECTO, EL EMOCIONÓMETRO DEL INSPECTOR DRILO. 


Empoderando a nuestros niños
¡¡Iniciamos un nuevo proyecto!! EL EMOCIONÓMETRO DEL INSPECTOR DRILO, de Susanna Isern, ilustrado por Mónica Carretero, editorial NubeOcho (LINK)
La diferencia y el gran encanto de este manual de emociones radica en que favorece el empoderamiento del niño.
¿Cómo?
Desde el principio, el Emocionómetro explica con un sencillo esquema compuesto por 4 puntos, cómo se producen las emociones:
  • 1º SITUACIÓN. Se produce una situación concreta. Ocurre algo.
  • 2º INTERPRETACIÓN. Percibimos esta situación y le damos un sentido, la interpretamos, creamos pensamientos acerca de lo ocurrido. Y esa interpretación depende 100% de las "gafas" con las que estemos viendo lo ocurrido. Nuestras ideas, pensamientos, lo que hayamos hecho justo antes o cómo nos encontremos ese día, pueden influir en nuestra interpretación de los hechos.
  • 3º EMOCIÓN. La interpretación de la situación produce una emoción en nosotros. La emoción pone en marcha unas reacciones o cambios físicos en nuestro cuerpo (todas las emociones se expresan a través del cuerpo).
  • 4º CONDUCTA. Según sea la emoción, así reaccionamos y actuamos.



El 2º paso, el de la INTERPRETACIÓN, es el paso clave, el paso del empoderamiento. La situación es la que es, no la podemos cambiar. Sin embargo, según cómo interpretamos esa situación, así nos sentimos.
Y ¿cómo nos queremos sentir? ¿De quién depende entonces la emoción que sentimos?
Y, aquí radica todo nuestro poder.
Depende única y exclusivamente de cada uno de nosotros.

La felicidad y el sufrimiento (dos caras de la misma moneda) no tienen tanto que ver con las circunstancias que nos rodean, con las cosas que nos ocurren, sino con cómo interpretamos, qué nos decimos (en nuestro eterno diálogo interno) respecto a esas circunstancias.

Hay un dicho popular que dice así: "Piensa mal y acertarás"
¡¡Pues quizás acertarás, pero probablemente no seas más feliz!!
Porque no cambiarlo a "Piensa bien, quizás te equivoques, si bien te sentirás más feliz"
¡¡Qué más da acertar o no!! Nuestro objetivo en la vida es ser felices. Y, eso sí depende de cada uno de nosotros. Depende de las gafas que usamos para interpretar todo aquello que nos ocurre.

La dificultad que tenemos es que nacemos con un cerebro "cableado para sobrevivir" no para ser feliz. Y, por este motivo, ve peligros por todos los lados, y focaliza su atención y registra en su memoria a largo plazo todos esos peligros. Tiene tendencia a INTERPRETAR EN NEGATIVO (por el por si acaso...)
La suerte que tenemos es que nuestro cerebro es moldeable. Podemos re-cablearlo para que focalice su atención en cosas que nos produzcan más felicidad. Debemos enseñarle a PENSAR BIEN, a INTERPRETAR A NUESTRO FAVOR.  Para ello, es necesario disciplina, paciencia, perseverancia, autocompasión....

¿Y, qué mejor que ir entrenando esta capacidad de nuestro cerebro desde pequeños?
¡Este Emocionómetro nos ayuda en esta tarea! Veamos cómo....


¿En qué consiste el EMOCIONÓMETRO DEL INSPECTOR DRILO?
En este proyecto vamos a focalizar nuestra atención en el punto 2. LA INTERPRETACIÓN, si bien este libro tiene muchas otras peculiaridades que lo hacen tan especial y tan valioso:
  • El Emocionómetro presenta varios casos que el Inspector Drilo debe resolver. Cada caso da pie a presentar una emoción. Esto ayuda a los niños a entender mejor la emoción ya que ésta viene rodeada de todo un contexto, de toda una historia, de algo concreto (no abstracto). 
  • La descripción de las distintas emociones viene acompañada de una explicación muy gráfica de cómo éstas se expresan a través del cuerpo. Esta información es muy valiosa, ya que esta reconexión con el cuerpo permite darnos cuenta, de forma precoz, de que una emoción nos está invadiendo y permite hacer STOP evitando así cualquier reacción impulsiva guiada por la emoción. 
  • La fabulosa idea del Emocionómetro o medidor de emociones. No sólo se trata de identificar la emoción sino también de medir su intensidad (se puede imprimir el emocionómetro y construirlo en este LINK). ¡No es lo mismo estar un poco enfadados que estar furiosos! Nuestras reacciones impulsivas serán muy diferentes y nuestra forma de gestionarlo también será muy diferente.
  • El libro termina con unas recetas y ejercicios que ayudan a regular las distintas emociones evitando así que nos desborden. 

Un entrenamiento. Nos convertimos en el Inspector Drilo
¿En qué consiste el entrenamiento?
Cada jueves presentaré un nuevo caso del libro. Contaré sólo uno o dos de los 4 puntos del esquema explicados arriba (1.Situación, 2.Interpretación, 3.Emoción, 4.Conducta).
Los niños, con estos pocos datos se convierten entonces, en detectives y deben averiguar los otros puntos del esquema que faltan. Los dibujan y/o escriben.
Resulta muy interesante también plantearles que busquen otros finales posibles (lo que seguro supondrá un cambio en la interpretación y en la emoción..).

Si os apetece formar parte junto con vuestros hijos de este proyecto, sólo tenéis que presentarles el caso, explicarles bien el esquema Situación-Pensamiento-Emoción-Conducta y después dejar que su imaginación, ingenio y creatividad hagan el resto.

Podéis compartir todo lo descubierto por vuestros hijos realizando a través de los comentarios del blog. Será un verdadero placer leeros. Seguro que, entre todos, descubrimos muchísimas formas de interpretar una misma situación!!

La próxima semana, antes de presentar el siguiente caso, haré un resumen de todo lo que compartáis y contaré el verdadero final del caso....  No se trata realmente de acertar. Todo lo contrario! Se trata de darnos cuenta de que la interpretación es libre y depende de cada uno, y en ella reside nuestro verdadero poder. 

Primer caso: LA MISTERIOSA HUIDA DE LA SEÑORITA CIERVIS 

"Aquella era una tarde soleada de verano, Drilo se encontraba paseando en el sendero que había junto al río de Forestville cuando vio a lo lejos a su vecina, la señorita Ciervis, resfrescando sus pies en la orilla mientras tatareaba una canción.
De pronto, la señorita Ciervis se calló y se quedó muy quieta durante varios segundos, parecía haber visto algo. Acto seguido arrancó a correr a toda velocidad y no se detuvo hasta que llegó a casa.
El inspector Drilo lo observó todo con detenimiento y tomó unas notas en su cuaderno."

¿Qué ha ocurrido?
  • La situación es clara: la señorita Ciervis está tranquila en la orilla hasta que por algún misterioso motivo, se levanta y se va corriendo.
  • La conducta por lo tanto es de huída.

  • ¿Qué ha ocurrido en medio, entre la situación y la conducta? Toca investigar el punto 2.Interpretación, pensamientos y el punto 3. Emoción ¿Qué pensamientos y emoción han podido invadir a la señorita Ciervis para acabar teniendo esa conducta de huida?




Y, ahora ¡¡A INVESTIGAR!!
En una semana, compartiré vuestras respuestas junto con las de Hugo y Eva y la solución final....








2 comentarios:

  1. Que interesante. Voy a presentarles el caso a los inspectores Daniel e Iván a ver qué pueden observar. Muchas gracias.
    A mí se me ocurre que estaba prohibido bañarse en el lago y que vio venir a un gendarme...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Genial Dácil!!
      ¡Qué interesante interpretación se te ha ocurrido! ¡No se nos había ocurrido a nosotros! Ya sumamos una mas! Muchas gracias!
      Y, ya me contarás qué tal la aventura con Daniel e Iván y qué interpretaciones se les ocurre.
      Muchas gracias!
      Un beso
      Inés

      Eliminar