miércoles, 3 de junio de 2015

ESCUELA DE PADRES, EDUCAR CON CORAZÓN,
Día 3, Modelos Educativos

Existen 4 modelos educativos. Todos nos movemos en los 4 modelos pero ¿en cuál de los 4 nos movemos más? Lo ideal sería el asertivo.. Y, si no es así, ¡nunca es tarde para darle un giro a nuestra manera de educar!

El modelo autoritario, el ¡por qué lo digo yo!
Modelo rígido lleno de normas y pocos recursos emocionales....
Modelo que produce mucho MIEDO en nuestros niños; niños que por este miedo, son niños que no dan problemas en el colegio: acatan todas las normas sin rechistar, pero lo hacen por miedo y no por una motivación interna.
Por este motivo, estos niños no vienen a la consulta de pediatria derivados del colegio por comportamiento disruptivo....¡no dan ningún tipo de problemas!


El modelo permisivo- evitativo, ¡qué modelo tan peligroso para nuestros niños!
Según mi estado de ánimo, según mi cansancio, según mi humor, las normas son cambiantes. Hoy no me importa que saltes encima del sofá, ignoro ese comportamiento pero al día siguiente, tras un problema en el trabajo, te castigo por subirte en el sofá...¿¿??
Estas normas cambiantes producen mucha confusión en nuestros niños, de tal forma que no saben acatar normas y lo que es peor no entienden que toda conducta tiene una consecuencia, sea ésta buena o mala, por lo que actúan sin pensar en las consecuencias de sus conductas.
Estos niños SÍ vienen mucho a las consultas por trastornos disruptivos en el colegio y en casa. Son niños que piden a gritos normas y límites, que piden a gritos sentirse queridos...
¡Un límite es un acto de amor! Y aunque ante un límite, la primera reacción de toda persona es el enfado, la rebeldía, el rechazo.... a la larga, es sentido como un acto de amor....
El problema es que si el amor no lo sienten dentro de casa, lo buscarán fuera... y esto puede llevarlos a pertenecer a bandas....La base de nuestra pirámide emocional es el amor, ¡TODOS NECESITAMOS SENTIRNOS QUERIDOS!


El modelo sobreprotector, los padres helicóptero: un cordón umbilical no cortado....
Hijos sobreprotegidos por sus padres para evitar su sufrimiento, padres que cumplen instantáneamente todos los deseos de sus hijos, padres que buscan culpables fuera de todo lo que le ocurre a sus hijos, padres que organizan toda la vida de sus hijos (tareas, deberes, cartera... Y cuando el niño suspende, ¿quién suspende? El niño o el padre??)
¿Qué hiciste hoy por tu hijo, que él podría haber hecho por sí mismo? Una pregunta para no olvidar... ¿Cómo resolverías tú este problema? ¿Qué se te ocurre a ti? En lugar de resoloverle los problemas, es mejor que le ayudemos para que sea él el que encuentre las posibles soluciones a sus problemas.
A la larga, son niños que no toleran la frustración ya que no han tenido la oportunidad de sentir esa emoción y de aprender a tolerarla; son niños egoístas, poco autónomos y muy dependientes de los demás...




Y se pueden convertir a la larga en niños dictadores: el síndrome del emperador, ¡¡las normas las acaban poniendo ellos!! Todo deber ser como ellos dicen, de la forma en que ellos dicen y en el momento en el que ellos dicen ya que sino la lían...También el modelo permisivo-evitativo puede potenciar el desarrollo de futuros niños tiranos.

El modelo asertivo, ¡el ideal!
Familia con normas claras, coherentes, límites y consecuencias, que a medida que el niño se va haciendo mayor son cada vez más flexibles y se convierten en pactos.
Familias en que el niño es querido como ser único y especial, no se le compara con nadie y es querido por lo que es.
Familias en las que todos los miembros se escuchan y donde se considera importante la opinión de todos los miembros, nada es una tontería, todo es importante. 
Familias en las que existe un clima de tranquilidad y de seguridad. El niño puede ser como es ya que se siente querido tal y como es, no necesita ponerse una máscara para sentirse querido....
Familias en los que se riega la parte positiva en lugar de la parte negativa, se presta atención a lo que hace bien en lugar de a lo que no hace tan bien....


Todos tenemos un poco de todos los modelos y en un mismo día podemos tocar un poco de todos ellos pero es importante empezar a poner conciencia a nuestra forma de educar: observarnos, sentirnos (sentir nuestro cuerpo) y luego, libremente elegir la alternativa que más nos satisfaga. Y, empezar así, poco a poco, paso a paso, a ir eliminando esas conductas y esos hábitos automáticos e inconscientes que nos producen intranquilidad....

Unas fotitos de nuestro paseo a través de estos 4 modelos, ¡BRAVO a las actrices! y ¡GRACIAS!
¡¡Gracias por vuestra valentía, vuestra transparencia y por vuestro magnífico humor!!!
Adivina, adivinanza ¿a qué modelo hacen referencias las fotos?





No hay comentarios:

Publicar un comentario