jueves, 23 de abril de 2015

EMOCIONARIO, SOLEDAD:


¡Qué bonita imagen!


Hugo y Eva, me han descrito la ilustración y me han hablado de tristeza. Les he preguntado:"¿por qué tristeza?" Y es entonces cuando han dicho: "¡porque está muy sola!"

Efectivamente, se trata de la soledad... Pero, ¿siempre la soledad conlleva tristeza? A esto, no han sabido responder: "sí..., no.., sí..., " Iban cambiando su respuesta, observando con mucha atención las expresiones en mi cara para así averiguar si estaban acertando o no, jajaja..


Veamos que nos dice el Emocionario: "La soledad es la ausencia de compañía. Resulta muy práctica, por ejemplo, si no quieres que te molesten. Pero puede ser angustiante si crees que no tienes a quién acudir o con quién compartir las cosas."  Por lo tanto, la soledad puede conllevar alegría o tristeza, según la situación.


Pero, cuando estamos solos, ¿a qué nos dedicamos? Tantas cosas que hacer, tantas cosas que ordenar, casa, cocina, plancha, compra, papeles....Quedarnos no haciendo nada... parecería una pérdida de tiempo ¿verdad?
Así pensaba yo hasta hace poco...
Dedicar los momentos de soledad a no hacer nada, permite desconectar del mundo exterior y reconectar con uno mismo, lo cual es muy importante para volver a cargar las pilas.

Pero, es verdad, que en estos momentos de silencio y de reconexión, sobre todo al principio, pueden aparecer recuerdos, imágenes, pensamientos dolorosos, escondidos en un lugar muy muy profundo, llamado nuestra sombra...
Cuando éstos aparecen, sientes miedo, tristeza, enfado, ira.... se abren todas esa heridas, todas esas cosas incomprendidas de nuestro pasado...y eso duele, duele mucho...... pero, ya se sabe, que es la única manera de sanarlas, de cerrarlas para siempre y de evitar así que sigan condicionando, de forma inconsciente, nuestro comportamiento.

Poco, a poco, tras varios días, semanas, meses, dedicando ratitos del día a esa soledad, cultivando ese silencio y conexión interna, se empieza a notar mucha paz, mucha serenidad..... las heridas se van cerrando y las que se van abriendo, ya que la vida siempre nos pone obstáculos, las vamos cerrando día tras día...

Y esto, que creo tan importante para nuestra felicidad ¿quién nos lo enseña? ¿cuándo tenemos tiempo de soledad dedicado única y exclusivamente para nosotros? Y ¿quién se lo enseña a nuestros niños?

  • Cada vez en más colegios van introduciendo momentos del día para la relajación y el silencio.Y, ya hay estudios que demuestran que cuando introducen estas técnicas, el rendimiento académico y el ambiente escolar mejora. ¡Merece la pena!


  • Y, en casa, también lo podemos practicar!! No hace falta mucho tiempo, con 1-2-5 minutos al día es suficiente. Se puede llamar "el momento Kit Kat familiar". Al llegar del cole, antes de los deberes, a media tarde, antes de cenar o antes de acostarse, nos sentamos en familia, cerramos los ojos y con un absoluto silencio llevamos toda nuestra atención a nuestra respiración y observamos todo lo que va apareciendo en nuestra mente, sin quedarnos enganchados, solo observando... ¡Es un momento mágico! ¡Y muy sanador!!



Comparto un artículo muy interesante: 
¿Por qué el silencio es tan importante para el cerebro? Link


El Emocionario plantea una pregunta muy interesante: "¿Es posible sentirse solo estando con gente?
Les he hecho la pregunta a Hugo y Eva. No la han entendido bien por lo que les he puesto algún ejemplo para ayudarles: estáis en clase jugando con vuestros amigos pero hay un niño del grupo al que no le hacéis ni caso, ¿cómo se siente ese niño?
"Triste"
Sí, triste. No está solo, ya que está rodeado de niños pero se siente solo porque le dejan de lado.
Eva, tras este ejemplo, nos ha contado que ella, a veces en el recreo no encuentra a sus amigas y se queda jugando sola. ¿Y, te sientes tristes? Y, me ha respondido, "no".

Me ha encantado este momento...cuántas veces vemos a nuestros niños jugando solos y nosotros, con nuestras creencias, proyectamos en nuestros hijos nuestros miedos y pensamos "¡pobrecitos! ¿por qué estará solo? ¿qué triste se debe sentir? ¡no tiene amigos!"

Cuando en muchas ocasiones, ellos estarán simplemente disfrutando del momento, del aquí y del ahora, de un poco de arena, de un cartón....en definitiva de un ratito de soledad que ellos todavía no han cargado de esas creencias sociales....




Cuento para trabajar la soledad:
  • El pez arcoiris de Marcus Ffister.
Un cuento precioso que narra la historia de un pez especial, bello y único gracias a sus bellas escamas. Debido a su belleza, todos los otros peces le piden una de esas escamas tan brillantes pero él no quiere compartir, ¡son suyas! Esto provoca que se quede solo, ningún pez quiere estar con él. Se queda muy triste. Gracias a los consejos de un sabio pulpo, aprende lo importante y lo divertido que es compartir con los compañeros.

Hay mucho material para trabajar este cuento.

Vídeo en youtube: https://youtu.be/X3nP0JLt14k

  • Fichas de actividades para mayores de 8 años: link



Vuestros comentarios (¡Muy acertados!, ¡Muchas gracias por compartir!)

1. Jorge(12a) dice que le inspira paz, tranquilidad. Ángy (13) opina lo mismo. Yo la he estado mirando mucho tiempo y a mi me inspira soledad...ahí apartado en esa casita, lejos de los demás. Creo que es una soledad bonita porque el paisaje es precioso...me refiero a que no es una soledad no deseada, que creo que es diferente.

2.  A mi me parece que en esa casa vive un hombre aislado del mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario