jueves, 26 de octubre de 2017

Videoblog. Autoconocimiento para niños, jugando y manipulando, en familia y en el aula. 

Vídeo 4. Jugando los conflictos con la caja-cerebro. Entrenando el cerebro social


En este 4º vídeo explico cómo resolver los conflictos jugando con la caja-cerebro. Para ello utilizo un ejemplo concreto que me permite dar vida a los diferentes personajes de la mente que participan en el conflicto. 

Jugar los conflictos con la caja cerebro, nos permite observarlos desde la distancia y desde la calma y de esta forma: 
  • Tener un espacio y un tiempo para volver a entrar en contacto con las emociones que se han vivido durante el conflicto y NOMBRARLAS (el sólo hecho de nombrar las emociones, baja su intensidad y ayuda a volver al reequilibrio). Los niños pueden hablar de aquello que les ha perturbado y conocer así las necesidades no satisfechas que se encuentran detrás de esas emociones desagradables y de esas conductas "inadecuadas". 
  • Un espacio y un tiempo también para reevaluar la situación, reinterpretarla desde el muñeco (nuestro cerebro racional) y buscar alternativas de actuación. 
  • Un espacio y un tiempo para darnos cuenta de que en esos momentos de conflicto, estamos siendo guiado por uno de estos personajes de nuestra caja-cerebro y que no somos sólo ese personaje. El personaje es sólo una parte de nosotros que en ese momento ha tomado el mando de nuestra vida y nuestra conducta, pero somos mucho más que eso. Esto nos libera de culpas y de "vergüenzas". No estamos mal hechos, sencillamente somos seres humanos imperfectos y normales. Se activa la sensación de capacidad y de responsabilidad.
  • También nos permite hacernos conscientes de nuestros patrones de reacción automática y de los de nuestros hijos. Observamos, sin juicios, sin análisis, nuestra manera habitual de interaccionar con los demás. Si tendemos a reaccionar de forma AGRESIVA, SUMISA o ASERTIVA. Y, aprendemos....
Este conocimiento nos empodera ya que nos convierte en responsables de nuestro sentir y de nuestro actuar. Nos permite darnos cuenta de que existen varias formas de resolver un mismo conflicto y que cada uno de nosotros tiene la capacidad y el poder de elegir cómo quiere interpretar ese conflicto, qué actitud quiere tomar ante él y cómo quiere resolverlo. Esto es un gran poder que nos otorga nuestro "muñeco", nuestros lóbulos prefrontales. Para adquirir este superpoder necesitan ser educados y entrenados y ¡¡qué mejor manera que entrenarlos JUGANDO!!



Y, ahora el vídeo!!

Vídeo 4. El cerebro social. Jugando los conflictos con la caja cerebro (link)



No hay comentarios:

Publicar un comentario