lunes, 16 de abril de 2018

Los niños, su cuerpo y su sexualidad
Una educación afectivo sexual en la familia y en el aula.

"El hombre y la  mujer necesitan amar porque tienen un corazón,
Necesitan pensar porque tienen un cerebro, 
Necesitan tocar porque tienen piel..." 
("Anatomía de la destructividad humana", Erich Fromm)

¿Cuándo es conveniente empezar con la educación sexual de nuestros niños? 
La sexualidad NO empieza en la adolescencia. Los seres humanos somos seres sexuados. La sexualidad y el deseo están presentes en cada uno de nosotros desde que nacemos hasta que morimos, y evolucionan y se expresan de maneras diferentes en cada edad y en cada individuo. Es importante potenciar una vivencia placentera y satisfactoria de la sexualidad en cualquier momento de la vida. Los niños descubren su sexualidad desde el juego, con naturalidad y curiosidad, si se lo permitimos.  Según los expertos, es importante acompañar a nuestros niños en su desarrollo y en su educación sexual desde el principio. Para los adultos, hablar de sexualidad con nuestros niños, en muchos casos se acompaña de miedo, vergüenza y desconocimiento. Existe además el prejuicio de que una información sexual temprana podría conducir a despertar el deseo sexual, la precocidad y promiscuidad, sin embargo los expertos defienden que este tipo de información promueve la confianza en uno mismo, el sentido de la responsabilidad y una relación de confianza entre educadores y niños. Sin esta educación en casa o en los colegios, los amigos y los medios de comunicación acaban siendo la mayor fuente de información sexual para los jóvenes. Una fuente, en muchos casos, poco fiable... Los educadores deben realizar la función de filtro entre los niños y toda esa información a la cual se ven expuestos por los medios de comunicación, por sus compañeros del colegio, por conversaciones de adulto.... Se trata de enseñar a nuestros niños a ser críticos con la información que les llega y estimularlos a leer libros sobre sexualidad adecuados a su edad. La madurez y la responsabilidad se aprenden y se adquieren como consecuencia del apoyo de personas adultas que ponen a su alcance su experiencia y los conocimientos y los medios que les ayudan a crecer. La información protege a los niños y los hace menos vulnerables. 

No hace falta ser un experto en la materia, ¿cuántas preguntas nos hacen nuestros niños que no sabemos contestar? Reconocemos que no lo sabemos y que estaremos encantados de investigar acerca del tema con ellos.

Los adultos actuamos de modelo en el aprendizaje de los niños, y ¡¡en la educación afectivo-sexual, no va a ser menos!! Nuestra conducta y nuestras verbalizaciones, tanto las dirigidas hacia ellos como las que expresamos con otros adultos en su presencia, es información que ellos reciben y procesan como aprendizaje. En base al modelo que hay en la familia, los niños construyen su idea de qué es aceptable y qué no y cómo se expresa el afecto y cómo nos relacionamos los seres humanos, tanto a nivel físico como emocional. ¿Cómo nos ven nuestros niños?

La educación sexual es un proceso gradual. No es una charla que damos a nuestros niños en un momento dado, es más una actitud; una actitud abierta y tolerante que aprovecha las distintas circunstancias de la vida para iniciar múltiples conversaciones, preguntas....acerca de este tema. A lo largo de la vida del niño habrá muchas oportunidades de explicarle distintos aspectos relacionados con la sexualidad:
  • Un momento muy adecuado es cuando el niño muestra interés acerca del tema y realiza alguna pregunta. Antes de responder, es conveniente indagar qué es lo que los niños ya saben, para partir desde ese punto en nuestra aclaración. Las respuestas deben ser claras, sencillas y reales. No usar términos confusos ni historias de cigüeñas. 
  • También se pueden aprovechar los momentos en que los niños presentan comportamientos de curiosidad y exploración, como pueden ser: tocarse los genitales, la masturbación o situaciones de niños pequeños de edades similares, de mismo o diferente sexo que exploran sus cuerpos para saber acerca de las diferencias entre ambos sexos, niños, niños que buscan orinar cómo lo hace el sexo opuesto, niños que besan en la boca a sus "novios" o a sus padres "como lo hacen los mayores".... Es fundamental no reaccionar con oposición y enfado a este tipo de "juegos infantiles sexuales" para que no vivan la sexualidad como algo que está mal. Todos estos comportamientos son normales y responden a sus ganas de saber y aprender, y son un buen momento para aportar información acerca de este tema, a través de cuentos, documentales... Otra cosa muy distinta es cuando realizan estos "juegos" niños de diferentes edades (adolescentes con preescolares por ejemplo) o cuando hay presión o sometimiento por parte de alguno de ellos o cuando estos juegos incluyen prácticas sexuales adultas.
  • Es importante tener claro que el hecho de que los niños no pregunten, no significa que no les interese o que no deban saber acerca de estos temas. Los expertos consideran que un buen momento para sentarse junto a los niños y conversar es hacia los 6-7 años, en todo caso, siempre antes de la llegada a la pubertad. Se deben aprovechar situaciones de la vida cotidiana para despejar dudas o explicar conceptos nuevos. A raíz de una foto en una revista, una conversación escuchada a los adultos, una mamá embarazada, la frase de una canción, a raíz de una escena con contenido sexual en una serie o película (en lugar de cambiar de cadena o apagar la televisión y hacer como si nada, es preferible aprovechar esa escena para que los adultos le expliquen al niño que es lo que no les gusta y proponer alternativas),
¿Qué es la sexualidad? 
La sexualidad es más que tener relaciones sexuales. Incluye al género, las identidades de sexo y género, la orientación sexual, el erotismo, la vinculación afectiva, el amor y la reproducción. Cuando brindamos y recibimos afecto, cuando expresamos nuestras sensaciones, emociones y sentimientos también estamos vivenciando nuestra sexualidad. 
Es una energía que nos impulsa a buscar y crear vínculos con el otro, relacionarnos con el otro. No busca sólo la reproducción, busca el contacto, la interacción con un otro. Somos seres sociales y esta energía nos mueve a establecer estas relaciones afectivas con otras personas. Desde muy pequeños los niños demandan ese contacto físico con sus seres queridos a través de juegos como peleas, cosquillas, masajes.... Para el niño, estas primeras relaciones son el primer paso en el proceso de construcción de su sexualidad, porque le van enseñando cosas sobre la intimidad, la ternura, el placer sensorial, el rechazo....

Hablar de sexualidad supone hablar de 3 dimensiones:
  • la dimensión reproductiva (biología, anatomía, fisiología), 
  • la dimensión recreativa (deseo, atracción sexual, disfrute, placer, ¿qué me gusta a mí? ¿qué le gusta al otro?) y 
  • la dimensión relacional (respeto, amor, empatía, cercanía emocional, intimidad, comunicación, tolerancia, contacto con las necesidades propias y con las del otro, corresponsabilidad..). 
La sexualidad no se puede limitar a hablar de la reproducción.
La sexualidad necesita de PIEL, CORAZÓN y CEREBRO. 
¡El uso de la piel sin corazón ni cerebro, llevará al vacío, a la insatisfacción y a una práctica sexual de riesgo!
¡¡La sexualidad supone todo un trabajo de autoconocomiento y de conocimiento del otro!!
Y, en este descubrir de su propio cuerpo y de sus placeres, debemos acompañarles para que no les falte corazón ni cerebro...


Conociendo la dimensión reproductiva de la sexualidad



  • Debemos llamar a cada parte del cuerpo por su nombre real. "Los niños tienen pene y las niñas tienen vulva".  
  • Es importante no estereotipar comportamientos y dejar que los niños exploren y jueguen con todo tipo de juguetes.
  • Los niños desde pequeños tienen erecciones y preguntan mucho por ello, incluso algunos se asustan. Ocurren porque los vasos sanguíneos que rodean el pene se llenan de sangre y los músculos se contraen para retener esa sangre. Esto produce un aumento de su tamaño. 
  • En torno a los 2-3 años, los niños descubren sus genitales y comienzan a manipularlos. Los niños se tocan el pene y disfrutan al conseguir el efecto de la erección y las niñas se tocan el clítoris o se frotan o rozan con movimientos rítmicos, simplemente por placer, para conseguir sensaciones agradables en el cuerpo. Se trata de la masturbación infantil que es una manifestación natural de la sexualidad en la primera infancia.Tiene como objetivo conocer el propio cuerpo y las sensaciones agradables que pueden sentirse (no tiene la connotación sexual que tiene para los adolescentes o adultos): "Siento cosas que me gustan, estoy explorando y descubriendo, y de la misma manera que me toco las piernas pues me toco los genitales".. Es importante tratar este tema con la mayor naturalidad posible, sin castigar, reprimir ni buscar distraer. Como educadores debemos transmitir a nuestros niños 2 conceptos: higiene (lavado de manos) e intimidad (diferenciar claramente lo público de lo privado). En los casos en los que la masturbación se vuelve desproporcionada, ocupando mucho tiempo del día, dejando el niño de jugar o dibujar o cuando el niño, a pesar de habérselo explicado, sigue masturbándose en lugares públicos o delante de la familia, puede entonces ser una señal de algún conflicto que no sabe resolver y que le crea mucha tensión; tensión que busca descargar a través de la masturbación (ansiedad, conflictos con otros niños o adultos, caso de abuso sexual....) En estos casos sí es necesario pedir la ayuda de un profesional para buscar el origen de la ansiedad del niño. Muy interesante y esclarecedor el artículo "Masturbación en niños....como hurgarse la nariz" (LINK)
  • Les interesa también mucho los cambios corporales que se producen en la pubertad: acné, cambios de voz, aparición de vello en distintas zonas del cuerpo, cambios en los órganos sexuales (crece pene y testículos en varones y pecho en mujeres), inicio de la producción de espermatozoides por parte de los testículos en los varones con la aparición de eyaculaciones o poluciones nocturnas, inicio de la menstruación en las niñas, la revolución hormonal, el inicio del deseo y la atracción sexual....
  • Una pregunta recurrente entre nuestros niños es ¿De dónde vienen los niños? Para los más pequeños, es suficiente contarles que los bebés vienen de un papá y de una mamá. Es necesaria la participación de ambos. El padre aporta el espermatozoide y la madre el óvulo, que luego se juntan en el interior del cuerpo materno para formar un bebé muy pequeñito. El bebé crece en el útero de la madre durante 9 meses, alimentándose por el cordón umbilical y sale por la vagina. A medida que se van haciendo mayores, iremos dando más detalles de cómo entra el esperma en la mujer; hablando de la relación sexual con todo su componente afectivo y amoroso. "Entre dos personas que se gustan y se quieren existen ganas de estar juntos mucho tiempo y compartir cosas. Se hacen novios y además de gustarles salir con amigos, les gusta cada vez más salir juntos ellos dos solos. Ir al cine, bailar y también dormir juntos. Les gusta abrazarse, tocarse, acariciarse, darse besos, sentirse cerca y si se quieren mucho, mucho, también tienen ganas de juntar sus genitales y hacer el amor. Las relaciones sexuales son encuentros íntimos, corporales y emocionales en la pareja, donde se comparte el afecto, el amor y se encuentra placer." Si los padres aprovechan para hablar de la sexualidad con naturalidad, teniendo en cuenta los sentimientos, se convierte en una buena oportunidad para explicar que una pareja implica amistad, confianza, solidaridad, empatía, comunicación... 

¡¡De todo esto hay que hablar!! Con naturalidad, sin prisas, respondiendo a sus inquietudes y ayudándonos de libros y cuentos.
Recursos para compartir en familia y en el aula
  • Para los primeros años de primaria
- Un maravilloso cuento que ayuda mucho en este sentido. De momento está en inglés o en francés (la verdad que tiene poco texto y las imágenes lo dicen todo) es: Where Willy Went (Le parcours de Paulo) de Nicholas Allan. Trata en tono de humor y con gran ternura, el recorrido que debe realizar un espermatozoide para llegar a la meta (el óvulo) con el consiguiente resultado, un bebé.



    - Mi primer libro de sexualidad, Asociación Española de Sexología Clínica


    Se trata de un libro muy completo con ilustraciones preciosas, tiernas, concretas y explícitas que ayudan mucho a la comprensión. Abarca las diferencias anatómicas entre los niños y las niñas, los cambios puberales, la erección y eyaculación, la menstruación, el coito, la fecundación y el embarazo, las diferentes maneras de tener un bebé (la reproducción asistida, la adopción), el SIDA y la anticoncepción, las diferentes familias, la diversidad sexual y el abuso sexual. 

    En algunos temas profundiza más, otros sólo los menciona.


    - ¿Qué es esto? La sexualidad explicada a los niños, Cecilia Blanco. 




    Abarca temas similares al anterior. 

    Los dibujos son menos explícitos (quizás ésto pueda dificultar la comprensión para los más pequeños ¿?)







    - No le cuentes cuentos, cuento sobre sexualidad para leer en familia con niños y niñas a partir de 3 años, de Carlos de la Cruz y Mario de la Cruz. Se puede descargar de forma gratuita en este LINK

    • Para los más mayores de primaria
    - Documental Enseñando sexualidad a los niños. La alegría de la Vida. (LINK) Dibujos animados del estilo de "La vida es así", centrados en la sexualidad.
    Cuéntamelo todo, 101 preguntas realizadas por niños y niñas sobre un tema apasionante, Katharina von der Gathen. 



    Se trata de un bloc con las 101 preguntas formuladas por alumnos y alumnas de tercero y cuarto de primaria sobre el cuerpo, la pubertad, el amor y la sexualidad. 






    - ¿Qué le pasa a Mía? de Mónica Peitx, ¿Qué me está pasando? (Chicos) de Lex Frith, ¿Qué me está pasando? (Chicas) de Susan Merendith,



    Estos 3 no los tengo de momento por lo que no puedo comentar nada acerca de ellos.

    Son libros dirigidos a los niñ@s a partir de los 10-12 años para aclarar dudas, conceptos relativos a la sexualidad y normalizar los cambios que se producen a su edad.


    • Para secundaria
    - Documental Todo sé y nada sé sobre sexualidad. Documental en que varios adolescentes hablan de la sexualidad, de "su primera vez", de sus miedos, de los mitos y de la gran cantidad de información errónea que existe sobre el tema. LINK
    - Documentos TV. Hablando de sexo con adolescentes LINK

    Conociendo la dimensión recreativa de la sexualidad

    Un abrazo, una sonrisa, un beso, unas cosquillas, tocar y tocarse, el acto sexual... La piel se excita fácilmente con el contacto y produce placer.
    Nuestros niños deben conocer su cuerpo. Deben estar en contacto con las señales que su cuerpo les manda.
    Deben conocer qué cosas les producen placer y cuáles no.
    También deben conocer y respetar la diferencia respecto a los demás. Puede haber niños o adultos a los que no les gusta que les hagan cosquillas o que les besen... y ¡eso también está bien!
    La sexualidad es una energía que busca el vínculo humano y el placer favorece esta búsqueda. ¡Por eso la sexualidad se acompaña de placer! Pero es importante equilibrar esta dimensión recreativa a la afectiva. 

    ¿Qué busca el óvulo cuando sale del ovario de la mujer? ¿Qué busca el espermatozoide cuando sale de los testículos del varón? Ambos buscan su meta, realizar su función, dar en la diana. El óvulo busca su espermatozoide y éste busca su óvulo.El impulso sexual tiene que ver con el instinto de supervivencia (tanto por la necesidad de reproducción como por la necesidad de crear vínculos). NO está conectado con el cerebro ni con el corazón. El corazón y el cerebro tienen otras necesidades y si nos dejamos guiar sólo por la excitación del cuerpo, de la piel, puede haber problemas, puede haber prácticas de riesgo, vacío e insatisfacción.
    ¡¡Necesitamos aprender a equilibrar la piel con el cerebro y el corazón!!
    Es por este motivo que es muy importante empezar la educación sexual ANTES de que los niños estén ya en ciclo reproductivo, ANTES del inicio de la pubertad, para ayudarles a entender lo que les va a pasar, lo que va a pasar en su cuerpo. Ayudarles a entender ese impulso sexual, ese deseo, esas sensaciones que su cuerpo va a sentir, y aprender a equilibrarlas con lo que su corazón y su cerebro les dicta. El desconocimiento del propio deseo puede llevarles a tomar caminos no satisfactorios y a "meterse en líos". Me parece muy interesante el concepto de semáforo que explica Félix López Sánchez, catedrático de Psicología de la Sexualidad en la Universidad de Salamanca:


    "Uno tiene que saber cuándo su semáforo interior está verde para actuar con libertad, ámbar para decidir bajo la prudencia o rojo para hacer stop. Suelo escuchar personas arrepentidas de haber actuado bajos los efectos del alcohol, las drogas, la presión...y éstas son las que se saltaron el semáforo en rojo. Debemos educar en este sentido; puedo desnudarme y dejar la ropa fuera antes de entrar, pero no se quedarán en ella mi libertad ni mi dignidad, las llevaré conmigo."



    Es necesario explicarles los riesgos que conllevan las relaciones sexuales sin protección (embarazo, enfermedades de transmisión sexual) y todas las formas de prevención. Este conocimiento les ayudará a ser responsables de sus propios actos, a que llegado ese momento tan personal e íntimo, elijan siempre con responsabilidad y libertad con quién y cuándo.
    ¿Qué ocurre con la pornografía?
    En la pornografía SÓLO hay dimensión recreativa. No hay afecto, no hay ternura, no hay vínculo.
    En la pornografía sólo se muestra el deseo de descarga, el impulso y deseo sexual separado de la afectividad, del amor y del respeto a uno mismo y al otro. Ésto da lugar a violencia.
    Cuando falta el componente afectivo, el acto sexual se convierte en algo violento, agresivo.
    Y, de ésto también tenemos que hablar con nuestros niños dado que es innegable el prominente uso que hacen de la pornografía los adolescentes. La fácil accesibilidad que se tiene a ella mediante Internet la convierte en una herramienta de conocimiento aunque no resulta un buen modelo en el que basarse para construir su sexualidad (Interesante artículo: "Alerta por el consumo de pornografía sin control entre adolescentes y niños" LINK)
    Puede ser interesante comparar, con los adolescentes, los valores y los comportamientos sexuales que se muestran en el porno con una relación sexual real y desmitificar algunas creencias erróneas que la pornografía transmite en torno al sexo y la sexualidad. No se trata de prohibir la pornografía como de enseñar a nuestros niños a ser críticos.

    Conociendo la dimensión afectiva de la sexualidad


    ¿Quién hay detrás de un óvulo? ¿Quién hay detrás de un espermatozoide? Detrás de un óvulo y de un espermatozoide, hay una mujer o un hombre que siente y que piensa. Hay un corazón y un cerebro. Esto incluye amor, respeto, libertad, empatía, conexión emocional, vínculo, ternura, cariño, cuidado.....!!Esta es la parte afectiva de la sexualidad, ¡¡la más importante!!
    • Para esta parte afectiva, es  importantísimo enseñarles en primer lugar a amarse a ellos mismos y a respetarse a ellos mismos. Sólo así podrán amar y respetar al otro y sólo así sabrán decir NO cuando quieran decir NO, y sabrán decir Sí, cuando quieran decir Sí. La ausencia de este aprendizaje, puede dar lugar a sumisión. Ellos aprenden a amarse a ellos mismos, cuando se han sentido amados en su infancia (LINK)
    Recursos:
    - Cuento "Mi cuerpo es mío" de la Editorial Juventud




    Un cuento que explica de un modo sencillo el hecho de que cada uno decide quién, cuándo y dónde le pueden tocar (besos, abrazos...) y que cuando uno no quiere ser tocado o no quiere tocar, debe aprender a decir "NO" y, si es necesario, pedir ayuda a un adulto de confianza.




    • En segundo lugar deben aprender a amar su cuerpo, su imagen (cuando son pequeños hay quien se siente mal porque le llaman "gordo", otros porque les llaman "espagueti"; cuando son más mayores se preocupan por el tamaño del pene o de los pechos y últimamente parece que también por la forma de la vulva!!! Por el gran número de cirugías de vulva que se estaban produciendo en EEUU, han realizado una guía para concienciar a las niñas de la gran variedad de vulvas que existen y de lo normales que son todas (link)). Deben vivir el cuerpo y sus variantes como algo hermoso que deben cuidar, amar y respetar. ¡Y, ésto es importante hacerlo desde que son pequeños! No olvidemos nuestro papel como adultos en tanto que nos imitan ¿Cómo nos vemos nosotros mismos ante el espejo?¿qué comentarios hacemos respecto a nuestro propio cuerpo o respecto al cuerpo de los otros?
    • Y, en tercer lugar deben aprender a creer en sí mismos y no necesitar la valoración del otro. Deben conocer sus cualidades y sus limitaciones y amar su imperfección. Deben conocer su valor como seres únicos.
    Recursos
    - Cuento Yo voy conmigo misma, Raquel Díaz Reguera

    • Esta dimensión incluye también enseñar a nuestros niños y entender la diferencia como un valor. Cuando se habla de sexualidad y de relaciones, no hay dos personas iguales, ni dos parejas iguales. Ser diferente implica solamente eso: ser diferente, pero eso no significa ser mejor o peor que nadie. Las personas valen por ser personas. Las diferencias no tienen por qué separar, de las diferencias se puede aprender mucho.


    La tolerancia y el respeto son necesarias.
    Recursos: 
    - Cuento Mi Familia es de otro mundo de Cecilia Blanco (Link)

    - Documental Somos Amor. Historias de Diversidad Familiar. Documental acerca de la diversidad familiar en cuanto a la orientación sexual, identidad de género, y familias monomarentales (madres solas y madres solteras por elección). Ocho historias de familias diversas LINK





    Bibliografía.
    - ¿Cómo se lo explico? La educación sexual en la infancia. Manuela Mateo-Morales y Betina Represas. Editorial Sintesis
    - Sexoamoryvida. Margarita Murillo. 
    - ¡Conócete, va por tu cuenta! Programa de Educación Sexual para Jóvenes. Manual para facilitadores
    - La sexualidad en adolescentes y jóvenes. García Mañas A, Martín Perpiñán C. Evidencias en Pediatría. 2011
    - Está bueno conversar, Educación sexual para familias, Montevideo, Uruguay, 2014
    - Entrevista a Félix López "La sexualidad se ha hecho humana, podemos gestionarla todos".
      

    4 comentarios:

    1. Hola Inés.
      ¡madre mía cuanta información!
      Excelente trabajo.
      Mil gracias,
      Un abrazo,
      Inma

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. ¡Muchas gracias Inma!
        Sí, mucha información que me parecía interesante compartir ya que en la consulta nunca hay tiempo de hablar de todas estas cosas que también forman parte de la vida y de nuestro día a día con nuestros niños.
        Espero resulte útil!
        Un abrazo fuerte
        Inés

        Eliminar
    2. Hola Inés. Extraordinario trabajo e información. Muchas gracias por tu aportación en este tema que me viene genial y que yo estaba necesitando un poco de orientación y sobretodo de material apto de apoyo que yo no habría sabido encontrar. Este tema a veces no sabemos como dirigirlo y a veces nos pillan desprevenidos sus preguntas. Hace años cuando algunos amigos comentaban q ciertas preguntas de sus niños de este tema los dejaban q no sabían a veces como explicarles, yo lo tenía super claro....jaja y ahora me tocó a mi y la verdad que a veces te quedas q ni sabes en ese momento q te preguntan,como responder...cuando la pregunta te la hace tu hijo... es como mas dificil...no se....Gracias. Como siempre. El enfoque de este tema de parte de un profesional como tu y además tan completo y enriquecedor no tiene precio. Un abrazo.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. ¡¡Muchísimas gracias María José por tu comentario y por compartir tus experiencias con tus hijos!!
        Lo que cuentas es lo habitual, no hemos recibido educación afectivo sexual de pequeños y por lo tanto, ahora, de adulto, no nos sale como algo natural. La suerte es que ahora tenemos muchos recursos, como cuentos, vídeos, libros a nuestra disposición que son de gran ayuda.
        ¡¡GRACIAS!!
        Un fuerte abrazo
        Inés

        Eliminar