viernes, 13 de enero de 2017

ESCUELA DE PADRES ON LINE, EDUCAR CON CORAZÓN Y CON CEREBRO. NEUROSICOEDUCACIÓN

Este mes, la escuela de padres ha sido muy musical con este magnífico vídeo de Diego Torres: Saber que se puede. Color Esperanza 


Pincha el LINK para verlo y escucharlo (son 5 minutos)


¿Por qué este vídeo musical en esta escuela de padres?

Cada vez que escucho esta canción, resuenan en mí palabras como neuroplasticidad cerebral, mentalidad de crecimiento, efecto pigmalión, etiquetas. 


  • DE NEUROPLASTICIDAD CEREBRAL...
La neurociencia ha demostrado que el cerebro cambia con las experiencias. Desde que nacemos hasta que nos morimos. Esto es la neuroplasticidad cerebral.
Las experiencias que vivimos, vemos, sentimos, oímos.... producen en nuestro cerebro una activación de un grupo de neuronas vecinas que se unen entre sí creando una red neuronal.
Estímulos similares activan estas mismas neuronas y esta misma red neuronal haciéndose así cada vez más fuerte (la red neuronal se recubre de más mielina). Esto es lo que se llama neuroplasticidad positiva.
En cambio, cuando el cerebro deja de exponerse a este tipo de estímulos, la red neuronal deja de activarse y con el tiempo, se va debilitando hasta la desaparición. Es la neuroplasticidad negativa.  

  • DE ETIQUETAS....
Este cerebro plástico y moldeable está en la base de lo mucho que nos equivocamos cuando usamos una ETIQUETA para definir a alguien.
No somos vagos, no somos tímidos, no somos torpes, no somos malos en matemáticas ni en tecnología,...No somos nada fijo.... Nuestras redes neuronales son modificables y por lo tanto, nuestras capacidades, nuestras habilidades pueden cambiar.

Pueden mejorar con la practica y el esfuerzo. 
Pueden empeorar con el no uso. 
Lo dice la neurociencia. Lo dice la neuroplasticidad.


  • DE LA MENTALIDAD DE CRECIMIENTO Y DEL "TODAVÍA NO"
Este cerebro plástico y moldeable está en la base de la teoría de la mentalidad de crecimiento de Carol Dweck. Recomiendo este vídeo de 10 minutos (LINK) en el que Carol D. explica EL PODER DEL TODAVÍA 
"Todavía no has conseguido esto, pero si te esfuerzas, mejorarás. Estás en proceso de aprendizaje." 

En esto consiste la mentalidad del crecimiento. Con esfuerzo, con practica, con perseverancia, las redes neuronales se van haciendo cada vez más fuertes y las habilidades personales se van desarrollando y van mejorando.
No se trata de engañar. No se trata de conseguir ser un Rafael Nadal o un Messi. 
Se trata de que con esfuerzo, lo haremos cada vez mejor. NO nos interesa el resultado. Nos interesa el proceso, el camino. 
Esta mentalidad permite ver el error como parte del proceso normal de aprendizaje y de mejoría de la habilidad. Cada ensayo y cada error es un estímulo para nuestra red neuronal en plena formación. ¡Visto de esta forma, el error se convierte en un gran aliado!
 

  • DEL EFECTO PIGMALIÓN Y DEL "¡TÚ PUEDES!"
Las creencias y las expectativas de los adultos respecto a las capacidades de los niños condicionan en gran medida las capacidades reales del niño. Esto es el EFECTO PIGMALIÓN.
Este vídeo explica muy claramente este concepto (LINK)
Es muy importante que las expectativas de los adultos respecto a las habilidades de los niños sean siempre positivas, sean de crecimiento y no fijas. De esta forma, las creencias de los niños sobre sus propias capacidades, sobre su inteligencia será también de crecimiento.
Como dice la canción, tanto los adultos, como los niños, gracias a lo que la neurociencia ha demostrado, debemos "SABER QUE SE PUEDE, CREER QUE SE PUEDE".
Sólo con esta mentalidad de crecimiento, conseguiremos dar pasos, avanzar y mejorar.

Esta magnífica frase de Henry Ford explica a la perfección el poder las creencias.





¿CÓMO EXPLICAR TODOS ESTOS CONCEPTOS A NUESTROS NIÑOS?

Los niños deben conocer que su cerebro es plástico y que ellos son los arquitectos de su cerebro. Deben saber que sus habilidades, sus capacidades, su inteligencia NO depende única y exclusivamente de los genes, sino que depende en gran medida de sus esfuerzos, de la practica, de la perseverancia. Este conocimiento los empodera y también los convierte en responsables. En responsables de su propio crecimiento y desarrollo.  

¿Cómo convertir estos conceptos tan abstractos en realidades manipulables y más comprensibles para nuestros niños?
  • Para los mas pequeños, bastan las 2 manos.  
Cada vez que practicamos algo, las celulas de nuestro cerebro, las neuronas (simbolizadas por nuestras manos) se unen creando redes que se hacen cada vez más fuertes.
Juntamos entonces nuestras manos.


Cuando nuestros niños se equivocan, cuando fracasan, cuando se frustran, les hacemos la señal de unir las manos. Lo entienden enseguida. ¡¡Están practicando!! ¡Están aprendiendo! Y el error, el fracaso, la frustración forman parte de cualquier proceso de aprendizaje. ¡Están uniendo neuronas, poco a poco, en cada paso!
Su humor cambia....
Se creen capaces. Se sienten capaces. Esto les motiva.
Y perseveran, perseveran, perseveran.....
  • A los mas mayores, se les puede explicar el cerebro y sus células, las neuronas y las células gliales. Nos vamos a centrar en las neuronas. Lo vamos a hacer de forma muy sencilla y esquemática.
Primero vemos las distintas partes de una neurona (cuerpo celular, núcleo, dendritas, axón y terminal del axón) y la dirección de la comunicación entre neuronas cuando éstas se unen formando una red neuronal (desde las dendritas hacia el terminal del axón).

Dibujamos un cerebro y los niños pegan, con la ayuda de velcro, las múltiples neuronas.


(LINK para descargar e imprimir imagen cerebro)


(LINK para descargar e imprimir neuronas)

Pueden unir varias neuronas (siguiendo la dirección correcta) creando así una red neuronal.
Si el estímulo se repite (esto ocurre por ejemplo al practicar, practicar, practicar...), la red neuronal se consolida y se potencia. Esto es, el axón se recubre cada vez de más mielina (representado en la imagen con goma eva verde). Es la neuroplasticidad positiva. La habilidad practicada se desarrolla y mejora.
En cambio, si el estímulo no se repite, las neuronas, poco a poco, se separan Es la neuroplasticidad negativa.


De esta forma, los niños pueden visualizar y manipular su propio cerebro. Se convierten en los escultores de sus cerebros. ¡¡¡Lo cual ocurre en la realidad!!!.
Entienden así que toda habilidad puede desarrollarse y mejorarse con la practica, el esfuerzo y la perseverancia. Sus capacidades y su inteligencia no son fijas ¡Sólo depende de ellos!
¡¡VAYA PODER!!



Si quieres saber más de Mindfulness, Inteligencia Emocional y Neurociencias y de cómo compartirlo con tus hijos y/o alumnos y/o pacientes a través de juegos y material manipulativo, no te pierdas el CURSO ON LINE  "Aprende Mindfulness, Inteligencia Emocional y Neurociencias Jugando y Manipulando" (LINK)


No hay comentarios:

Publicar un comentario